Por Ricardo Montacuto
Trabajan en un presupuesto "moderado", esperando las grandes líneas que deberá trazar Alberto Fernández desde la presidencia. No habrá cláusula gatillo provincial. La inversión pública para obra provincial sería discreta.