Los primeros números de Suarez para gobernar Mendoza - Mendoza Post
Miércoles 27 Nov 2019Miércoles, 27/11/19 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

En silencio, cuidando lo hecho, y moderados. El próximo presupuesto provincial será el primero de la gestión de Rodolfo Suarez como gobernador de Mendoza. Contemplaría una pauta de ingresos y gastos que podría llegar a los 175.000 millones de pesos, superior a la de este año pero en un porcentaje menor a la inflación, con un endeudamiento de apenas 50 millones de dólares para las obras financiadas por el BID que el peronismo se ha negado sistemáticamente a aprobarle a Alfredo Cornejo, y una inversión de entre un 5 y un 7 % en obra pública provincial (llegar al 10 % sería un sueño casi imposible). Además habrá un cambio en la pauta de salarios estatales, que en 2020 no serán ajustados por inflación. Se va a discutir en paritarias "a cara de perro".

Este año, el último de Alfredo Cornejo como gobernador, se presupuestaron 135.000 millones de pesos de gastos. Para 2020, ese cálculo podría irse a los 175.000 millones de pesos "fácilmente", reconoció una fuente cerca a Suarez. Es decir, un aumento en la pauta de gastos del 30 % incluyendo pago de deuda, con una inflación real de más del 50 %. El ajuste, vendrá por la solicitud de menor endeudamiento (sólo para inversión pública), y por la aplicación de una pauta salarial sin cláusula gatillo, aunque no se sabe si resultará menor o mayor que la inflación de 2020, año cuya economía es un misterio para la mayoría de los argentinos, aunque no para quienes hacen las previsiones. Según el Informe de Perspectivas Económicas Mundiales del FMI, la economía argentina terminará cayendo 3,1 % este año (más del doble del pronóstico que había trazado el mismo organismo en agosto), y esa caída se profundizará en 2020 con otro achicamiento de la economía en un 1,3 %. Este año la inflación cerrará por encima del 57 %, y para el Fondo, el año que viene no tendría noticias mejores respecto de ello. En tanto, el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central, publicado el lunes 4 de este mes, y que corresponde a fines de octubre, marca una inflación superior al 48 % en los próximos doce meses, y una caída de la economía para 2020 peor a la calculada por el FMI, de un 1,7 %.

Vendimia 2019. Nieri será el ministro de Hacienda de Suarez.

El panorama es malo, pero en el gobierno local que asume el 10 de diciembre intentarán cubrirse de un rebrote inflacionario peor, si es que el nuevo gobierno nacional siembra el país de nuevos billetes con una emisión descontrolada. "Si emiten de más, vamos a ir derecho a una híper" dijo uno de los funcionarios que trabaja firme en el proyecto de presupuesto.

¿Cuánto tendrá de "dibujo" y cuánto de "real" el primer presupuesto de Suarez? La idea es que el nuevo mandatario tenga una herramienta para gobernar, y que estén acordadas las grandes líneas con el peronismo, sobre todo en pauta de gastos y toma de deuda. Pero la verdad es que buena parte del cálculo de ingresos dependerá de inflación, tipo de cambio, y marco impositivo que marque la gestión de Alberto Fernández. Bajas de impuestos para motorizar el consumo, por ejemplo en el IVA, impactarán de lleno en las finanzas de las provincias a través de una merma en la Coparticipación Federal de Impuestos. En cambio, si se aplican nuevas retenciones, las "come" sólo el gobierno nacional. Es todo "crema" para el Tesoro. Salvo que decidan algún mecanismo de compensaciones a las provincias, similares al fondo sojero.

El día en que se anunció la licitación de Portezuelo del Viento.

Cualquier cambio en las condiciones tributarias del país modificará la situación macro fiscal, y por lo tanto, incidirá en las cuentas de Mendoza. Por eso, aunque el proyecto de presupuesto provincial estará listo, los funcionarios comandados por el actual ministro de Gobierno y futuro ministro de Hacienda Lisandro Nieri, estarán pendientes de los anuncios de Alberto Fernández en materia económica, ante la Asamblea Legislativa.

Hay un dato real. Si la inflación se dispara, los empleados del Estado sufrirán las consecuencias en su bolsillo, perdiendo poder adquisitivo igual que la mayoría de los trabajadores del sector privado.

Tampoco abundará el dinero para obras. Mendoza venía de un "piso" del 5,4 % del presupuesto en obras provinciales durante 2015, el último año del gobierno de Francisco Pérez, que terminó en medio de un desquicio financiero. Luego, la cuenta mejoró con cifras cercanas al 8 y 9 % inclusive este año. Pero para el próximo año alcanzar el 10 % sería imposible. "Año muy difícil... nos encantaría llegar" dijo una fuente oficial. Otro informante dio precisiones. La obra pública provincial del año que viene estaría entre un 5 % y un 7 % del presupuesto, sin contar Portezuelo del Viento, para lo que ya están las letras emitidas por el Tesoro Nacional.

Habrá que esperar. No habrá mucho más remedio que aguardar a la macro economía que defina Alberto Fernández, y recalcular los ingresos del estado provincial, y luego sí, sentarse a discutir las paritarias con los gremios. Serán difíciles a causa de la alta inflación de este año, que quedará a las puertas del 60 %.