Por Editorial Post
Un hecho de abuso policial, ya repetido, contra un periodista del POST, marca una grave falla de conducta y profesionalismo de policías de Mendoza.
Pity Álvarez está acusado de matar a un hombre, es el corolario de una larga trayectoria de problemas con la Justicia. Sin embargo, para muchos es otra locura del personaje alimentado a base de drogas y decadencia.