Dice el autor de la nota, Gabriel Conte, que "en el marco del estancamiento económico que se volvió crisis con las consecuencias de la pandemia y la sumatoria constante de nuevos roles a los espacios de gestión local, el panorama es complejo: mientras el mundo de oportunidades les sonríe, la realidad les muestra su peor cara, sino el culo".