La victima tenía 46 años y era empleada del hotel Park Hyatt, cuando iba a su trabajo, se desplomó en la intersección de calles Chile y Espejo, tras sufrir una descompensación. Un trapito aseguró que la mujer agonizó durante unos 30 minutos y la ambulancia no llegaba.