Nota al pie: Cómo llegó Day, cómo se fue Nanclares - Mendoza Post
Miércoles 1 Jul 2020Miércoles, 01/07/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

El aislamiento y la rapidez fueron dos características del día institucional que dejó como saldo en el plazo de dos horas una nueva magistrada. Ya reemplaza a un juez que había confirmado que su silla estaba vacante, horas antes. María Teresa Day y Jorge Nanclares respectivamente son los protagonistas de esta historia breve y contundente. La obra fue escrita de modo veloz por el poder político ejercido por el gobernador Rodolfo Suarez.

Fue un trámite fugaz pero complejo y está basado en los dichos del mismo Nanclares cuando confirmó que dejaba la magistratura. Fue hace 29 días cuando el ahora ex juez supremo le dijo al Post estar satisfecho haber "encauzado a la justicia por el camino correcto" y que por eso entonces se ponía a disposición del gobernador para aportar su experiencia como ministro de la Corte.

"Quedo a disposición porque hay varias cosas que seguir trabajando pero prefiero hacerlo desde fuera de la Corte. Siempre hay algo más por hacer, si me convocan puedo aportar, sin presiones, sin internas, sin cuestionamientos y de manera positiva", dijo en esa charla Nanclares.

El momento crucial del martes. Day a punto de jurar en reemplazo de Nanclares 

Tiempo de agradecer

Ahora, el link declarativo es del mismo Suarez que le dijo a Nanclares, barbijo mediante durante el acto de jura de Day:  "Lo convoco a que sigamos trabajando juntos. Tenemos muchas reformas en las que trabajar en el Poder Judicial. Espero que me acompañe en este trabajo que debemos continuar y que tan bien ha hecho durante todo este tiempo".

Por lo que se ve, ambos fueron cumpliendo compromisos asumidos y que fueron decantando en el resultado de este martes último de junio. La resultante fue: Day como la reemplazante de Nanclares en la Corte y a la vez el profesor universitario de Historia Argentina, como "asesor" del gobernador en temas judiciales.

Nanclares saluda de Suarez en el último acto de inauguración del año judicial.

Es decir los acontecimientos se precipitaron por la reacción de los partidos opositores contra la asunción de la abogada "nacida y criada" en el Poder Judicial en distintos cargos, con diversas categorías y responsabilidades hasta llegar a la Corte. Lo último fue como Coordinadora del Ministerio Público Fiscal.

Tiempo de refresco

Hagamos un paréntesis en esta descripción para refrescar los últimos hechos políticos e institucionales que tensaron la cuerda entre los referentes y dirigentes mendocinos.

La nueva jueza fue convalidada por los 23 votos de los senadores radicales. El peronismo y sus circunstanciales aliados (Protectora, PI y FIT), no participaron de la sesión de "acuerdos" (tampoco votaron por los otros tres jueces penales colegiados) justamente por no acordar con la postulación Day.

El bolillero para votar por los aspirantes a jueces.

Se "aislaron" para sostener el papel de acusadores en el planteo de inconstitucionalidad al nombramiento de la funcionaria, por considerar que no cumple con los requisitos de ejercicio del Derecho ya sea como abogada o como magistrada para aspirar a la alta magistratura.

También leé: Por qué renunció Nanclares

Sólo el jefe del bloque peronista Lucas Ilardo se hizo ver después de la toma de juramento. El kirchnerista apuntó a Suarez y se lamentó que un acto oficial fuera concretado casi ocultamente. Y de "haber obligado a un Juez de la Corte con el prestigio del Doctor Nanclares a que rompa su anterior renuncia y presente una nueva, con nuevas condiciones". Ilardo remató su participación como actor de reparto diciendo: "no es serio". Aseguran desde la oposición política y judicial que esta historia recién inicia. Advierten que habrá una sistemática impugnación contra la nueva jueza en cada acto que participe, y avanzarán con sus cuestionamientos hasta los juzgados internacionales por considerar que todo lo que pasó este martes 29 ha sido nulo, de acuerdo a lo que regla la Constitución de Mendoza.

En tiempo de descuento

Hubo una sucesión de decretos de Suarez para acelerar la llegada de Day como ministra de Corte, para ganar de mano a un posible amparo pedido por las fuerzas políticas opositoras PJ, FIT, PI y Protectora, y que la Sala 2 del mismo Alto Tribunal (que recibió la denuncia) pudo haber aplicado antes de la jura y así suspender todo el proceso.

Suarez primero aceptó la renuncia de Nanclares a partir del miércoles 1 de julio siempre que recibiera su primera jubilación. Podría interpretarse que en las últimas horas aceptó una especie de  "segunda renuncia" de parte del magistrado pero esta vez sin condiciones y asegurando que su jubilación estaba acordada por lo que renunciaba antes de lo previsto.

Claro que en esa nota pidió que se le pagara todas las licencias no gozadas y cualquier haber pendiente. Nanclares se fue cobrando 500 mil pesos de sueldo. Institucionalmente renunció una vez. La segunda nota presentada fue para comunicar al gobernador que ya había sido acordada su jubilación.

También leé: "Me cansé de explicar lo que gana mi secretaria"

Tampoco hay que olvidar que él mismo dijo a este diario digital que decidió irse cansado de salir en la tapa de los diarios y de tener que explicar cuánto ganaba su secretaria privada refiriéndose a Eli Carabajal que cobraba hasta abril 415 mil pesos de salario por estar equiparada a magistrado sin tener una función acorde. 

Tiempo para ver de qué trata

Luego de repasar esta historia, hubo quien interpretó cierto nuevo escenario. Es el juez supremo Mario Adaro, de extracción peronista,    que con sus declaraciones le tendió un puente a la recién llegada Day.

El juez de Corte Mario Adaro.

Adaro la propuso como presidenta de la Corte y habló que ella sabe más del Poder Judicial que él mismo. Fue la novedad política, luego de la llegada de Teresa Day a la Corte.