Nadal ya sabe cómo se contagió la comerciante de Luzuriaga - Mendoza Post
Viernes 26 Jun 2020Viernes, 26/06/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Ana Nadal, la ministra de Salud de Mendoza, ha ido puliendo su estilo para comunicar y progresó en esa tarea para clarificar el panorama pandémico mendocino. Se nota que pasó de la cautela a la definición de las condiciones de esta vida encorsetada por el coronavirus. La poderosa transmisibilidad del microbio para difundirse con rapidez nos dejó a todos impávidos. La cuantía de contagios, y ahora cada caso numerado, ha comenzado a tener algún rostro conocido y cercano.

Ella habla de que nos hemos relajado con los cuidados personales antivirales y que debemos terminar de aprender a convivir con el virus. Es decir, hemos bajado la guardia en la medida en que se han ido flexibilizando las medidas para ir del "aislamiento social obligatorio" al "distanciamiento social".

Ella se pega a la regla epidemiológica para no declarar aún la circulación viral comunitaria. Pero según su propia apreciación, esto es "día a día y hora por hora". En este discurrir vemos cómo los brotes virales, por grupos familiares o por sectores, se van sucediendo. 

El gobernador y la ministra cuando recibieron los kits de determinación de Covid-19 comprados en Corea.

Hubo dos cuestiones en que Nadal insistió en cada una de las entrevistas que dio el miércoles 24.

Movimiento del virus. Todavía no hay circulación comunitaria del virus porque en la mayoría de los casos se conoce el caso índice. Esto lo dijo en cada aparición pública.

Riesgo contagioso. Las reuniones familiares puede terminar siendo suspendidas como ya ocurrió con las reuniones de amigos en las casas. El motivo que puede decantar esta medida es el incremento de contagios entre parientes que se han ido sucediendo muy rápidamente. Esto lo planteó Nadal en una entrevista en Radio Nihuil.

Síntesis, revelación y conclusión

Estos dos aspectos descriptos de la ministra quedaron plasmados en un a misma respuesta que le dio al periodista Marcelo Arce de MDZ Radio. Fue cuando el conductor le preguntó sobre el "caso 112", el de la mujer del barrio Antártida Argentina en Luzuriaga que se afectó con el virus sin conocer la procedencia del contagio.

Tambié leé: Cómo se contagiaron los dos nuevos pacientes

Esta paciente que es comerciante en esa barriada de Maipú se enteró casi casualmente que padecía la enfermedad Covid-19 a través un hisopado de una unidad centinela. El nexo viral de este caso de conglomerado familiar ha sido un misterio. Hasta ahora que la funcionaria dio una pista firme para desvirtuar que se tratara de un caso sin origen determinado.

La ministra y el intendente de Maipú, Matías Stevanatto en un opertivo sanitario en Maipú.

"Estamos linkeando, uniendo, y tenemos un nexo epidemiológico asociado a esta persona. Tenemos identificado el caso índice", dijo Nadal, sin estridencias pero con seguridad en la respuesta.

Desde que se detectó este caso se han desencadenado otros diez análisis positivos todos con vínculos familiares con la comerciante. El último fue su yerno que trabaja en el supermercados Átomo de Maipú.

Así, Nadal unió sus dos certezas a esta altura de la pandemia.

1- Aunque no ha sido revelado, al conocer el nexo viral con la mujer infectada, quiere decir que no hay circulación comunitaria. 

2- El contagio por "cluster" parental es un aviso de que las reuniones familiares podrían ser suspendidas si se incrementan estas transmisiones virales.