Mendoza y coronavirus: el PJ afiebrado por la idea de los patovicas anti-Covid - Mendoza Post
Martes 20 Oct 2020Martes, 20/10/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Propongo un ejercicio mental para iniciar esta nota. Cuando escuchamos hablar de patovicas, la imagen se configura sola. Y si a eso se le suma que ese personaje se lo viste con una remera que diga "Covid-19" entonces fruncimos el ceño para después preguntar con asombro: ¿qué?

De eso se trata, de crear un grupo de control sanitario con los custodios que son monotributistas. Son desempleados por la suspensión de las actividades recreativas que demandan mucha concentración de personas en espacios cerrados o abiertos, ya sean boliches o espectáculos masivos.

Hasta ese punto se evidencia como una herramienta de empleabilidad para 300 personas desocupadas a causa de las medidas restrictivas por la pandemia de coronovirus. Pero el punto de inflexión y que abre el debate por dentro y por fuera del peronismo, en este caso, es la función que podría cumplir este personal de custodia privada devenido en vigilante sanitario de las reglas para evitar la extensión del contagio y la multiplicación de personas enfermas por la Covio-19.

También leé: ¿Patovicas para controlar salidas por DNI en Mendoza?

Se lee en los mismos fundamentos del proyecto del diputado justicialista Néstor Márquez. titulado:  "Equipo de Fiscalización Covid 19".

Una imagen conocida y prepandémica.

"Hay personal que ha quedado sin trabajo por el momento, que son aquellos que se denominan 'Custodios de Boliches y Eventos' y/o 'Controladores de Admisión y Permanencia'. Dichas personas cuentan con los requisitos necesarios para formar un equipo civil de fiscalización de las medidas preventivas para evitar el contagio de Covid en el territorio de la Provincia. La Policía de Mendoza, realiza controles, pero son insuficientes, ya que deben seguir controlando y atendiendo la seguridad pública. Muchos de ellos están al borde del cansancio y algunos realizando la cuarentena por haber contraído COVID".

Es decir, sin expresarlo categóricamente, es una idea para cubrir las acciones que la policía no puede realizar aunque le corresponden. Es decir se intentaría con estos custodios reemplazar a la fuerza de seguridad en el control del cumplimiento de las normativas de bioseguridad.

Para aclarar los tantos

Noelia Villafañe es la titular de MARA una de las entidades que quiere la ley de los "fiscalizadores sanitarios".

1. Sociedad Civil. La inquietud surge de dos entidades civiles Asociación de trabajadores independientes de seguridad privada y Monotributistas Asociados de la República Argentina (MARA).

2. Receptor peronista. El que se hizo eco de esta idea es el diputado Márquez que forma parte del Frente de Todos y su procedencia partidaria es del partido Unidad Popular creado por el histórico peronista lasherino Guillermo Amstutz.

También leé: Para Nadal Mendoza no está al borde del colapso

3. Adhesiones al proyecto. Los que firman avalando son las diputadas Verónica Valverde, Marisa Garnica (ciurquistas) y Laura Chazarreta (Frente Patria Grande), y los diputados Marcelo Aparicio, Helio Perviú y Bruno Ceschín (kirchneristas). Estos congresales de distintos orígenes sectoriales confluyen en Frente de Todos liderado por Anabel Fernández Sagasti.

Al centro de la escena, la diputada Laura Chazarreta que admitió haberse equivocado al avalar el proyecto.

4. Firma fuera de línea. La primera que se desmarcó fue Chazarreta y aceptó haber cometido un "error" al avalar la iniciativa teniendo en cuenta su trayectoria como militante feminista, de Derecchos Humanos y denunciante de la violencia institucional.

5. Nervios en red. El proyecto de Márquez circula desde hace unos días en los grupos WhatsApp peronistas pero se produjo un gran revuelo interno ayer ante las consultas periodísticas.  

La senadora peronista Blandini pidió análisis interno.

6. La función policial. La senadora justicialista adherida al sector del camionero Hugo Moyano, Andrea Blandini señaló que el peronismo tiene que cumplir con su rol de control político de las acciones del gobierno. En particular remarcó que "peronismo tiene que tener una idea muy clara sobre las fuerzas policiales y no es lo que se puede ver en este proyecto".

Entre el impulso civil y la concreción estatal

La presidenta de MARA, Lorena Villafañe es una de las mentoras del proyecto. Su mirada apunta a la economía y la salubridad. Sostiene que la base de la iniciativa es la provisión de tareas a los custodios desocupados, pero que la realidad necesita de herramientas que permitan aliviar a la policía en los controles no realizados y al sistema de salud que se encuentra saturado. Aclara que ningún custodio "va hacer un tacle porque no estás cumpliendo con alguna medida de seguridad".

Hubo sorpresa en el ámbito del Ministerio de Seguridad cuando leyeron el texto del proyecto. Inmediatamente reaccionaron advirtiendo que ya hay un trabajo conjunto desde el sector de Diversión Nocturna con los municipios. Y si se trata de tener un refuerzo para realizar estas funciones, están los policías retirados a quienes se los puede contratar.

El ministro de Seguridad Raúl Levrino debería regular el cuerpo de patovicas sanitarios si se aprueba la ley.

El proyecto de Márquez fue presentado el 2 de septiembre, tiene estado parlamentario "con pedido de preferencia". El expediente se encuentra en Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) que preside Jorge Difonso.

También leé: 27 personas imputadas por fiesta clandestina en Guaymallén

Se nota la contradicción política en el abordaje del tópico. La idea de la figura del patovica con una remera "Covid-19", es decir, con más capacidad de acción pública hace ruido entre los legisladores opositores. Esto también denota poca cohesión y articulación de trabajo parlamentario. Parece un acto fallido.