Hinchas protestaron y pidieron la renuncia de la dirigencia por la decisión de Lionel Messi. "Bartomeu, dimisión", cantaron. El presidente afirmó que seguirá en el cargo.