Con la doble vía a San Juan en la cabeza - Mendoza Post
Martes 1 Sep 2020Martes, 01/09/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Es especialista en vías de comunicación y fue jefe de Inspección de Obra de Irrigación y director Obras del Ministerio de Ambiente y Obras Públicas. También fue gerente operativo de la Dirección Provincial de Vialidad. Además, fue el primer subsecretario de Infraestructura Educativa de la Dirección General de Escuelas (DGE).

Ese es el resumen de los cargos públicos que enumera el ingeniero Osvaldo Romagnoli en su carpeta de antecedentes. Hoy es el administrador de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV). Su desarrollo como funcionario fue durante gestiones radicales y pasó un largo periodo en la actividad privada. De hecho, antes de asumir era el gerente de Contratos del Grupo Constructor Mendocino en el Centro Federal Penitenciario de Cuyo Campo Cacheuta.

Guarda en su memoria hechos importantes en los que participó, como la construcción del dique Potrerillos y la reconstrucción de la cárcel de Boulogne Sur Mer después del descarnado "motín vendimial". Fueron dos acontecimientos que lo marcaron en los extremos de sus emociones y eso hace que, si lo dejan, pueda contar con detalle situaciones que vivió por esos sucesos, grandiosos, como lo es una obra hidreléctrica, y salvaje, como una cárcel devastada con gente adentro en condiciones infrahumanas.

Romagnoli en su despacho de Vialidad Provincial.

Se nota que está en una etapa de síntesis y buscando cerrar círculos vivenciales. Es un funcionario atravesado por la pandemia y con ganas de hablar en confianza. Dice que hay que dar "un giro en la cabeza rápido" para pasar de lo privado a lo público y viceversa. También recuerda las amarguras y las ingratitudes que toda persona que trabaja diariamente tiene. Es un ingeniero de punta a punta.

Sin chantearse

Los años lo hacen a uno más perceptivo y más atento a los gestos cotidianos. Quizá por eso el hombre ahora nota que su paso por distintos cargos estatales lo revalida, por los buenos recuerdos que los empleados en esas reparticiones tienen de él. Sobre todo porque es alguien que "no chanteó" en la función pública y al que le han tirado brasas calientes como la infernal cárcel destrozada o las refacciones de urgencia por la falta de gas en las escuelas durante un invierno más frío que la indiferencia.

"Me quedó como una asignatura pendiente desde un cargo público que ponerle ponerle pilas para armar una estructura que perdure", confiesa.

Detrás del barbijo. Romagnoli está satisfecho por la forma en que lo recibieron en Vialidad.

 "Tuve dos reuniones con el gobernador (Rodolfo Suarez). Cuando me convocó, y por cómo lo hizo, con el sinceramiento que lo hizo, no pregunté y le dije que sí. La verdad que internamente quería, desde lo personal, además de querer cumplir con la una autoridad máxima provincial", insiste en medio su despacho desierto y silencioso cuando no hay ningún colaborador directo.  

Rememora que en 2004 estuvo en la DPV como gerente operativo y esa tarea que duró un año y medio le valió varias canas. Rescata lo que aprendió con el administrador de Vialidad de aquel tiempo Jorge Mastracusa por tener "la jerarquía para transmitir y encontrar ese 'gancho' para interesar e involucrar a las personas en las tareas que había que hacer".

También leé: "En Vialidad hay que garantizar  la transparencia"

Ahora ha regresado con entusiasmo y sabe que no es fácil hacer con poco presupuesto, pero se da aire así mismo como runner de tramos de largo aliento. "Física y mentalmente lo que tengo lo estoy entregando para una política a largo plazo", declama.

Además Vialidad está saliendo de un caso de desmanejos administrativos con evidencias de apropiamiento de fondos públicos para gastos personales por parte los funcionarios de la anterior gestión de Oscar Sandes que terminó renunciando junto con quienes están sospechados de esas irregularidades.

Vialidad Provincial es una repartición que buscará reactivar la obra pública con fondos acotados.

Por eso no es casualidad que ni bien asumió Romagnoli señaló que quiere modernizar los procesos dentro de esa repartición pública para que no dependan tanto de las decisiones "personales".

Carpetas viales

Por estos días Romagnoli tiene en su escritorio una serie de carpetas que estudia y forman parte de su agenda de inicio de gestión en la DPV, el organismo encargado de desarrollo y mantenimiento de las rutas provinciales entramadas para el transporte productivo mendocino. Veamos.

1- Estudia la participación de Mendoza en el Consejo Vial Federal donde, por ejemplo, le tocará defender los intereses de provinciales en la coparticipación del impuesto a los combustibles.

Una imagen de la ruta 40 en San Juan.

2- Intentar y de a poco se logre que las rutas urbanas pasen a la órbita de los municipios y Vialidad se quede con las rutas interurbanas que vinculan a los departamentos y que sacan carga a la provincia.

3- Lograr que se concreten nuevas rutas para la provincia. Una de las prioridades para gestionar es la realización de la doble vía a San Juan y que se construya la ruta de Uspallata hacia la provincia vecina que ya está está proyectada.

La doble vía hasta Tres de Mayo

El nuevo administrador de Vialidad Provincial anticipa que ya comenzó los contactos con el delegado de Vialidad Nacional en Mendoza para generar una agenda en común. El escenario de ese encuentro no pudo ser más promisorio: la reanudación de las obras de la variante Palmira donde el presidente Alberto Fernández y el gobernador mendocino retomaron las relaciones institucionales y políticas por fuera de la pandemia.

También leé: Fernández y Suarez reactivarán la Variante Palmira

La ruta 40 hay una parte que está licitada y está adjudicada. No comenzó la obra por los inconvenientes presupuestarios. Son 23 kilómetros que van desde el aeropuerto El Plumerillo hasta la ruta provincial 34 que comunica a la localidad lavallina de Tres de Mayo.

Hay otro tramo que va desde ese punto hasta Jocolí. Hay un tema de proyecto se piensa en trabajar en una autovía. Mientras tanto el Instituto Provincial de Vivienda avanzó en la relocalización de 34 familias para poder hacer la traza proyectada.

La reactivación de la variante Palmira fue el escenario para comenzar a hablar sobre la doble vía a San Juan.

El mismo día que asumía el nuevo titular de DPV en Mendoza, cruzando el límite por la ruta 40 estaba Sergio Uñac anunciando que reanudaría el tramo de la autopista hacia el sur de la capital sanjuanina. Y dejó en claro que espera del gobierno nacional que el resto de la obra suspendida nueva señales. Lo dijo mirando hacia Mendoza.

Por eso Romagnoli advierte que debe hacerse la readecuación presupuestaria para adjudicar y reanudar la obra. "Desde la Provincia hay voluntad de avanzar con la doble vía a San Juan y el jefe de distrito de Vialidad en Mendoza también está alineado", confirmó Romagnoli.