Martes 30 Oct 2018Martes, 30/10/18 atrás
porLeonardo Otamendi
Editor Post

 Julio Mendoza (32) se entregó en la noche de este lunes en la comisaría N° 12 de San Martín. Está sospechado de asesinar brutalmente a su novia, la empresaria Ivana Milio (46). Estuvo prófugo más de un día pero finalmente decidió, luego de hablar con su abogado, presentarse en la Justicia. Quedó detenido. 

La dueña de la cochería más importante del Este mendocino tuvo una muerte excesivamente violenta. Fue golpeada en distintas partes de su vivienda del Barrio Solares del Centro y asesinada en su dormitorio. Allí la encontró su hija, una adolescente de 13 años, sobre un enorme charco de sangre, toda golpeada y todas paredes y el techo con salpicaduras de manchas hemáticas. Esta descripción, como detalló el POST, muestra la violencia extrema y el ensañamiento que tuvo el asesino contra Ivana.

El principal sospechoso es Mendoza, no hay dudas, y por ello fue acusado  por el delito de homicidio agravado por el vínculo mediado por femicidio. Su entrega se gestó con ayuda de su padre y luego por recomendación de su abogado, Facundo de Oro. 

El ex novio de Ivana Milio, dejó el auto de la víctima abandonado en Ingeniero Giagnoni. Según su abogado, estuvo deambulando por distintos lugares. Seguramente con mucho cuidado para no ser descubierto. 

El defensor aseguró que su defendido no tiene antecedentes de violencia.

Durante gran parte del lunes en el que Mendoza estuvo errante, según Facundo de Oro, se contactó con el padre. Es éste quien le llama al abogado y le dice: "Mi hijo se quiere entregar".

Abogado y padre del sospechoso van a buscarlo en un vehículo alrededor de las 21. De Oro habla con el presunto asesino, le pide detalles de lo ocurrido y le explicó que no debe declarar cuando el fiscal que instruye la causa, Oscar Sívori, le ofrezca del derechos de declarar cuando lo impute formalmente. 

El defensor le explicó a su cliente que iba a quedar detenido de inmediato, que luego sería trasladado a la Penitenciaría y que el delito de femicidio tiene una condena de reclusión perpetua.

Ver: Se entregó el sospechoso de asesinar a la empresaria de San Martín

Esto ha sido comprendido por el sospechoso porque Sívori dijo haberlo  visto bien psicológicamente, que comprendía la situación en la que se encontraba, el abogado De Oro dijo a través de Canal 7 que el Cuerpo Médico Forense aún no realiza los estudios psicológicos porque, dice el defensor: "Debo ser notificado para que acepte el cargo de defensor, porque debemos proceder con un grupo de psicólogos y psiquiatras a los fines del control de la prueba. Así que todavía no se han realizado los estudios forenses".

De Oro aclaró que a su cliente sí le realizaron los exámenes físicos a pedido suyo "para de garantizar que sus derechos no sean vulnerados en el futuro. No tenía absolutamente ningún tipo de lesión".

Sin embargo, el fiscal Sívori sostuvo que una mano de Julio Mendoza estaba inflamada y especuló que dicha hinchazón debe haber sido producto de haber golpeado tanto a Ivana Milio.