Mientras en Argentina no hay clases presenciales, en Europa vuelven al aula - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 31 Oct 2020

Argentina tiene la cuarentena más larga del mundo, que ya llega a los siete meses y medio, con clases presenciales suspendidas y el año lectivo ya perdido, a pesar de que ningún otro país ha cerrado las escuelas por tanto tiempo. 

Mientras que para algunos las instituciones educativas son focos de contagio ideales para la propagación del COVID-19 y su funcionamiento es incompatible con cualquier estrategia de contención del virus, para otros las consecuencias por su cierre serán mucho más profundas y dramáticas en los más pequeños, dejando marcas irreversibles en el mediano y el largo plazo.

En tanto, la ciencia ha aportado pocas certezas: Sí se sabe que los efectos del COVID-19 cambian significativamente por edad, y que para los niños no representa más -algunos expertos dicen que incluso menos- que una gripe común. Sobre lo que reinan las dudas es sobre las posibilidades de contagio de los niños, ya que mientras algunos estudios indicaron que tienen una capacidad de transmisión muy baja, otros establecieron que la misma es igual o mayor que entre adultos.

Clases en Italia

En Europa, desde el inicio del año lectivo en agosto, pocas escuelas han sido escenario de contagios de COVID-19, lo que llevó a posteriores cierres temporales. Son varios los expertos que aseguran que, tomando las precauciones adecuadas para proteger a quienes sí corren riesgos mayores, los contagios entre los menores no deberían ser motivo de preocupación debido a su casi nula letalidad, e incluso desalientan la realización de testeos en esa franja etaria.

Infobae, hizo un relevamiento de las medidas, país por país

Alemania

Fue categórica con sus anuncios del pasado miércoles. La canciller Angela Merkel y los poderes regionales acordaron el cierre para el mes de noviembre de bares y restaurantes, así como el ocio, la oferta cultural y el deporte aficionado en espacios cerrados, aunque mantendrán abiertos, mientras sea posible, la actividad escolar y el comercio.

Francia

Anunció medidas similares a las alemanas, y también excluyó a los centros educativos. El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció el nuevo confinamiento, que entraría en vigor desde el jueves por la noche hasta "al menos el 1 de diciembre".

Italia

El domingo pasado, se anunció un paquete de medidas para frenar el aumento de los contagios, y que incluyeron, además de un toque de queda en varias regiones, el el cierre de cines, teatros y gimnasios y los horarios reducidos para bares y restaurantes, que deberán cerrar a partir de las 18:00. Otra vez, las escuelas quedaron por fuera de los cierres anunciados.

Mirá: "Los docentes de Nàpoles dan clases en la calle y gritan a los balcones"

España

El 9 de octubre, el Gobierno español impuso un estado de emergencia en Madrid y sus alrededores, lo que afectó a unas 5 millones de personas.  pero se permite la asistencia al trabajo y a la escuela. Por último, cualquier persona mayor de seis años debe usar mascarillas en todos los medios de transporte público y espacios públicos interiores.

Reino Unido

Pese a que a mediados del mes de octubre el primer ministro Boris Johnson impuso un sistema, de tres niveles de alerta ante los brotes del nuevo coronavirus que va desde media, alta o muy alta, no impone restricciones de movilidad ni el cierre de escuelas. Irlanda sí las cerró

Suecia

En lo que respecta a las escuelas, se trata del único país del mundo en el que las clases de los niños de la escuela primaria no han sido suspendidas durante ningún momento de la pandemia y el resultado es alentador: de los 1,8 millones de niños y de entre 1 y 15 años que asistieron a la guardería o la escuela durante la pandemia en Suecia, ninguno murió de covid-19.

Mirá: "Educación en Mendoza: Sin repetidores y con plan de salvataje educativo"

Esta nota habla de: