Quincho: De Cornejo, a la pelea del PJ y el "fantasma" del Chueco - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 29 Jul 2018

La notificación de WhatsApp le distrajo del último locro del invierno, esta vez al disco, con el que el gordo homenajearía a sus amigos ya finalizando julio. El año se acabaría en un abrir y cerrar de ojos. Uno de sus contactos, peronista de siempre, le había enviado una caricatura, un diálogo entre dos amigos:

- ¿Con quién te hiciste kirchnerista? ¿Con Néstor, o con Cristina?

- Con Macri...-

Julián sonrió con el chiste y siguió manos a la obra. Entre Macri y Cristina, a una parte del peronismo le convenía que el ingeniero siguiera un período más, si ese fuese el balotaje del año que viene. Porque si gana "la jefa", la venganza contra los compañeros traidores sería terrible.

Había pasado buena parte del día anterior desgrasando, cocinando orejas, cueritos, patitas y huesitos en agua con sal, y unas hojas de laurel, y cortando las verduras que usaría al día siguiente: ajos, cebollas, zapallo de plomo, tomates peritas, y unas zanahorias. Había dispuesto además su arsenal de condimentos para preparar la "salsa picante", que armaba en una vieja sartén a un costado del disco, salteando cebollas picadas, abundante pimentón, ají molido en cantidad, y un ají picante sin las semillas. Cuando el locro estuviese casi listo, el gordo le echaría un cucharón del menjunje, y el resto, lo llevaría a la mesa.

El locro del quincho, al disco.

Julián se había tomado el trabajo de remojar y hervir el maíz amarillo y los porotos con suficiente antelación, porque el locro al disco no soportaría tantas horas de temperatura. Y luego sí, con el fuego a media marcha, fue armando... Tiró al disco cebollas, verdeo, un par de pimientos, unos tomates peritas pelados y picados, luego agregó abundante caldo para sumar el maíz y los porotos alubia, que resisten mejor, los cueritos y patitas, y más tarde los trozos de falda, panceta, costillitas de cerdo y asado ruso que había salteado aparte. Los chorizos, el zapallo y las longanizas se agregarían al final, y en ese orden.

- Voilá... - dijo el Gordo, con un francés aprendido en aventuras amorosas de los ochenta, al probar el locro antes de servirlo. Su amigo el Ruso, miraba y repasaba los números económicos de la semana. Tendría que informar en detalle a unos clientes. Les aconsejaría ajustar, restringir, no arriesgar. El horno no estaba para bollos.

Julián tomó un par de botellas de Trapiche Iscay, un blend Malbec y Cabernet Franc, realmente portentoso, y rumbeó para la mesa. Enseguida llevaría el disco, que apoyaría sobre una chapa diseñada para sostenerlo, con algo de fuego abajo. Estaría como para chuparse los dedos, pensó, al sentir el poderoso aroma del locro.

En el cuadro que ornamente la pared norte del quincho, la que da a Las Heras Orozco No Streets, una solitaria Eva dejaba flores en una tumba desconocida. (- Y casi nadie se acordó de ella...-) pensó Julián, mientras llevaba el locro a la mesa.

...

La charla se armó rápido alrededor de las múltiples especulaciones electorales que surcaban al peronismo. Que juntos, que separados, que pegoteados, que con Cristina, que sin Cristina, que con La Cámpora, que contra los Félix, que los intendentes... Un verdadero berenjenal.

- No los entiendo... si dividen el peronismo entre los kirchneristas, y los "pejotistas", es decir los intendentes y la conducción del partido, les va a pasar Cornejo por el medio con cualquiera de los candidatos que andan en danza... o con el portero de la Casa de Gobierno ¿Cómo van a correr el riesgo de ir separados? - preguntó el Omar, el radical-radical-radical que habla con todos, hasta con los del otro lado, mientras "le entraba" a una generosa cucharada de locro. El gordo sabía que el "palo" venía para él.

- A ver amigos... vamos a darle un marco general a todo esto. El peronismo "de los intendentes" no comulga mucho con Cristina, y teme que la jefa los condicione, o que coloque a su gente a todo el PJ del país, porque si bien es cierto que ella tiene un techo muy bajo por el rechazo que genera en capas amplias de la población, tiene un 30 % de incondicionales. Con eso, le alcanzaría o bien para "ordenar" y poner condiciones al peronismo blanco, o para ir a un balotaje con Macri y dejar al PJ mirando de afuera... Hay que ver... los escenarios no están construidos, pero si el "presi" reza porque Cristina hable, es por algo... ¿no? - preguntó el gordo antes de bajar el párrafo con el Trapiche Iscay.

Los amigos asintieron con la cabeza.

- Bueno, en Mendoza pesa menos, pero lo que sí tiene peso es el kirchnerismo local aliado al ciurquismo y a los que andan sueltos, contra los intendentes. Hoy no me animo a decir cómo terminaría una interna provincial de cargos partidarios... pero bueno... el tema es así. Hay una guerra no declarada y feroz de los jóvenes kirchneristas y sus aliados contra Omar y Emir Félix. Nadie sabe bien la génesis exacta, el ADN de la pelea, pero las desconfianzas son mutuas. Los pibes creen que los Félix van a rifar el peronismo a cualquier aventura massista o "ramonista", y que trata de dejarlos afuera y aislados... y bueno... todos saben que los turcos del Sur no la quieren a Cristina. Como sea, después de la larga sucesión de derrotas, la "guerra fría" pasó a las acciones duras. El grupo de los intendentes, que juntó filas con los Félix pero sin romper con La Cámpora, aprovechó el libro de pases para inscribirlo a Guillermo Carmona y darse un "baño de kirchnerismo".

Los Bermejo, y Omar Félix.

- ¿Y a Carmona, por qué le interesa? ¿No era mejor quedarse con los kirchneristas? - preguntó Ludovico, un poco ofendido aún por el chiste sobre Macri que andaba repartiendo Julián en los grupos de WhatsApp.

- No tenía lugar. El año que viene, en "Podemos...", que son La Cámpora más el ciurquismo y varios de los "sueltos", hay algunos que van terminando mandatos... Lucas Ilardo, Omar Parisi, Jorge Tanús... en ese grupo Carlos Ciurca va a tener gente para las listas... y a Rubén Miranda se le acaba la diputación nacional... ¿Dónde iba a encajar Carmona? - reflexionó el gordo, y siguió con el planteo del escenario peronista.

- Como sea, este fin de semana hubo mucho ruido, porque los intendentes decidieron acudir a una cita con los Félix, para ordenar el partido, y dejaron afuera a Anabel Fernández Sagasti, y a todos los kirchneristas de "Podemos". Y es lógico, eso generó calenturas.

- ¿Fueron todos? - peguntó el Omar.

- No. Los Bermejo no fueron. Alejandro tenía un compromiso y no estuvo. Pero avisó. Y el Adolfo iba a ir, pero se ve que no pudo. A ver amigos... el peronismo va a crujir, y está el problema de las fechas. Los compañeros intendentes están analizando que -si se ajustan a la ley electoral- y desdoblan, el 28 de enero como máximo tienen que llamar a elección de intendentes y concejales. Eso, es dentro de cinco minutos. Ya estamos casi en agosto. Seamos realistas... nadie en el peronismo piensa que el PJ tiene chances reales de ganarle a Cornejo y a Cambiemos en la provincia, el año que viene, salvo que en serio haya una catástrofe económica nacional y ni aun así es seguro: Iglesias hizo ganar a Cobos después del 2001... ¿Se acuerdan?

- Sí...-

- Bueno... entonces, los compañeros lo que quieren es cuidar sus departamentos... y no ir pegados en una elección provincial contra Cornejo... por eso anda la idea de recurrir a la Corte, y esperar que les habiliten ir en elecciones el mismo día que las nacionales... citando la autonomía municipal...

- ¡Jajajajajaaaaaa! ¡Van a tener que esperar sentados a que les den un fallo, con suerte, para las elecciones de 2023! - dijo el Ruso, y los amigos estallaron en carcajadas.

- ¿Y entonces? - preguntó Ludovico, mientras se zampaba una cucharada de la salsita picante en su plato humeante de locro.

- La expectativa que tienen los caciques peronistas es la de mantener sus territorios. Y si pueden, dar un golpe en Santa Rosa, Alvear, Malargüe y Tupungato. Es en los lugares donde peor está el oficialismo. Pero a la vez, saben que San Martín está muy complicado para el PJ.

- Y si "Podemos" se abre en un partido cristinista, ojo que les puede quitar votos y hacerles perder bastiones importantes...- añadió el Omar, y marcó San Rafael en el mapa.

- Es posible. Por eso en el gobierno alientan la división y les dan "chapa" a los kirchneristas. Miren... una de las leyes más importantes de Cornejo es el nuevo Código de Faltas, que está en la Legislatura. Les aviso que los radicales le van a sumar modificaciones que propuso Alejandro Abraham, a las que han elogiado mucho, y probablemente desechen con la misma pasión las que propuso Patricia Fadel. Y este miércoles sale en Diputados la ley de "juicios por jurado", la de Fernández Sagasti que a Cornejo le pareció bien y decidió impulsar. Todo un mensaje. A ver... ¿Qué más le conviene a Cornejo, que por ejemplo los Bermejo adelanten las elecciones en Maipú, y ya reelectos, vayan sin mucha onda a las elecciones provinciales y nacionales?

- ¿Por eso no fueron a la cumbre de los Félix? - preguntó el Ruso.

- No...- contestó el gordo. - El Alejandro dice que está firme con la conducción de Omar Félix y de los intendentes. El Adolfo también, pero quiere más la unidad que a cualquier sector en particular.

- ¡Cornejo les está haciendo a los peronistas "la gran Chueco..." pero sin valija! dijo el Omar, y los amigos rieron a carcajadas, y brindaron por las artes de la política. El Omar respiró y auguró un buen final para sus amigos peronistas.

- Van a arreglar. Todos. No sé si a "Podemos" le sirve ir por afuera del peronismo. No es fácil salirse del PJ. Pero con que "muerdan" de tres a ocho puntos, les hacen un lío importante a los intendentes en sus departamentos. Y si van por separado, van a perder muy fácil con la UCR. No tiene mucha gracia. Y está el tema de la guita. Hoy no tienen más que las municipalidades. No está como para tirar manteca al techo... ¿no? - especuló el radical del grupete.

La charla se fue agotando, con segundas y terceras porciones de locro, hasta que el Omar preguntó qué estaba pasando en Tunuyán, con algún funcionario de Santa Rosa.

- ¿Qué cosa? ¿Qué escuchaste? - inquirió el gordo. En Tunuyán, las fronteras de la "mano de obra" más bandida son medio flexibles. Se mezclan pequeños negocios y "kiosquitos" de todas partes.

- A ver... En la calle Leandro N. Alem 785, del otro lado de la "muni", donde estaba el estudio de Marcos Nuarte y de su socio Mauricio Córdoba, ahora hay una dependencia oficial de la Municipalidad, la Dirección de Inspecciones...

- ¿Nuarte quién es?

- Un pillo de la política... fue candidato a intendente del PRO, también en Tunuyán, y en Santa Rosa es secretario de gobierno de la radical Norma Trigo. Hasta los radicales del departamento pidieron que se vaya y lo acusaron por corrupción. Pasa de todo ahí. Pero la Trigo lo defiende a muerte...

Marcos Nuarte.

- ¿Ahora le alquila oficinas al peronista Aveiro...? - preguntó el Ruso.

- No sé... No sé si es dueño el lugar... lo que te sí digo es que, en esas oficinas, el "turco" Nuarte tenía el estudio con Córdoba, y que antes, en ese mismo inmueble estaba la sede del PRO de Tunuyán... y que en el pueblo, si sos cocodrilo y dormís, te hacen cartera...

- ¡Jajajajaaa! ¿Che... y Aveiro habrá licitado... hubo una compulsa pública inmobiliaria... cómo habrá sido? - preguntó el Omar, y los amigos rompieron en carcajadas.

...

La cena fue llegando a su fin. Después de un café fuerte y un licor de manzanilla a modo de bajativo, los amigos partieron rumbo a los autos.

...

- Gordo... me sorprendió la designación de Lisandro Nieri en el ministerio de Gobierno...

- Mirá... hace rato que el Alfredo lo viene "promocionando" y que lo ve laburar. Hay una explicación política, además. El "gober" se está preparando para enfrentar el último año de gobierno real. Acordate que hay una ley vigente que dice que se va a votar en junio y setiembre para elegir gobernador y legisladores, salvo que por decreto se unifiquen con las nacionales, algo poco probable hoy. Veremos en tres meses... por lo tanto, estamos a menos de un año de la elección del próximo gobernador de Mendoza. Está claro que Cornejo no tiene reelección. Pero lo que sí tiene "reelección" es el poder, y el equipo de laburo que lo sostiene. Así es que no te extrañes de que Cornejo se rodee sólo de incondicionales. ¿En quién querés que confíe? ¿En Cobos? No creo...

Cornejo, Alassino, Garay y Nieri.

- ¡Jajajaaaaa! Decime... ¿Qué va a pasar con el peronismo?

- ¿Acá? Van a arreglar... a un costo muy alto, pero van a arreglar... y van a ir todos juntos, salvo que se hayan vuelto locos los dirigentes, cosa que no creo.

- ¿Y con Cristina?

- Depende. Hay muchos escenarios. Si ella es candidata y llega al balotaje con Macri, pierde. Pero si sale tercera, el peronista que se cuele en la segunda vuelta tiene chances. Sobre todo, con una economía a los tumbos, como la que tiene este gobierno.

- A Duhalde le sobró media frase con aquello de "condenados al éxito".

- Claro, con "condenados..." alcanzaba... ¿no?

- ¡Jajajajaaaaaaaaa!

Y así, entre risas y chanzas, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.

Esta nota habla de: