Hallaron un cadáver en Lavalle en la investigación por Diego Aliaga - Mendoza Post
Jueves 10 Sep 2020 9 días atrás
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Un cadáver fue encontrado en un descampado de Lavalle. No fue hallado por azar sino que se llegó  hasta estos restos en el marco de la investigación por el secuestro extorsivo contra el empresario Diego Aliaga (51), que investiga el fiscal Federal, Fernando Alcaraz. Aún no hay certezas de que se trate del hombre que fue visto por última vez el 28 de julio.

El despachante de aduana salió aquel día de su casa en Palmares para encontrarse con su socio, Diego Barrera, en un terreno de Maipú y nunca más fue visto. Éste regresó a la vivienda de Aliaga en la camioneta que había utilizado para salir, estuvo una hora en el interior y se fue. Luego, el hermano del desaparecido recibió un llamado anónimo exigiéndole un millón de dólares por el rescate de Aliaga.

El hermano hizo la denuncia y comenzó la investigación. Barrera, su pareja, Bibiana Sacolle, y dos hijos de ella están detenidos y sospechados del secuestro, pero de confirmarse que el cadáver hallado en un campo de Costa de Araujo es el de Diego Aliaga serían acusados por el delito de homicidio y la investigación quedaría en manos de la Justicia provincial.

Diego Aliaga, el empresario deaparecido.

Este cadáver fue hallado gracias al aporte de un testigo, según pudo saber el POST. De acuerdo a esta información, quien aportó el dato es un conocido de Barrera y también podría tener alguna vinculación con la desaparición del empresario Aliaga. 

Ver: Buscaban el cuerpo de Aliaga en La Crucesita y no encontraron nada

Sucede que el despachante de Aduana tenía varias propiedades, una de ellas es en la que vivía Barrera en el barrio Dalvian, que en realidad pertece a la ex esposa del desaparecido. Pero tenía muchos documentos en su casa de poderes sobre bienes en las que vivían otras personas. También trascendió que habría ganado un juicio a un organismo del Estado y estaba por cobrar unos 4 millones de pesos.

Diego Barrera y Bibiana Sacolle.

Aliaga era una persona que tenía testaferros, prestaba dinero y luego se cobraba con propiedades, también vendía influencias porque conocía a muchas personas del poder. En ese sentido, es muy extraño que su familia no haya salido a reclamar justicia aunque sí se presentó como querellante.

Ver: El misterioso encendido del celular del "desaparecido" empresario Aliaga