La pandemia obliga a que ya se hagan juicios virtuales en Mendoza - Mendoza Post
Miércoles 8 Abr 2020Miércoles, 08/04/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

"Atento a la emergencia sanitaria dispuesta por el Gobierno Nacional, por la Acordada 29501 29502 y 29508 de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza; y de conformidad con los abogados vía telefónica fijase audiencia inicial para el día ocho (8) de abril del corriente año, a las 10:00 hs., mediante la aplicación informática de videoconferencia Zoom".

El texto que abre esta nota es la notificación para la audiencia judicial que se realizará hoy miércoles 8 en un pleito del fuero Civil que llevará adelante la jueza Fabiana Martinelli. Esta será la segunda experiencia de un juicio oral en modo virtual impulsado por otro juez civil, Fernando Games, que jamás imaginó estar sentado frente a su notebook, presidir una audiencia inicial y ser el primer magistrado "digital".

Games tiene 46 años y hace 15 que debutó como juez civil de Mendoza. Él junto a Martinelli y otros colegas de su fuero impulsaron la modernización del sistema llevando todo hacia la "oralidad" que era lo proyectado como la meta soñada por ellos.

La pantalla de la notebook del juez Games, convertida en una sala judicial virtual.

"Soy un migrante tecnológico pero me entusiasman estas herramientas que permiten trabajar de manera remota. La aplicación "Zoom" la estoy ocupando para dar clases en la Universidad (Aconcagua) y me pareció muy amigable e intuitiva para utilizarla. La Corte nos escuchó y nos dio el aval necesario y los recursos para aplicar esto que no nunca habíamos pensado", relató el juez al Post.

También leé: Tres condenas por romper la cuarentena

A Games se lo escuchó entre el entusiasmo y el asombro de haber inaugurado una nueva era el Poder Judicial de Mendoza, y que una emergencia sanitaria lo haya puesto en la encrucijada de avanzar hacia la virtualidad para mantener la oralidad, o tener que volver a los cada vez más antiguos procesos judiciales de las notificaciones y el papeleo.

Temores

"Tenemos los temores lógicos por los inconvenientes que nos podemos encontrar en el futuro, cuando haya que sumar a los ciudadanos a las audiencias -como los testigos- porque dependeremos de la tecnología que cuenten en sus celulares para participar de las audiencias y también de la conectividad", amplió el juez.

El juez supremo Dalmiro Garay.

Lo concreto es que ayer en el despacho oficial del juez de Corte Dalmiro Garay, el juez civil Games se sentó frente a su computadora portátil y se conectó en una misma pantalla con los abogados de las partes y sus colaboradores judiciales que se encontraban cada quien cumpliendo con el aislamiento social preventivo y obligatorio.

El juez Games preside la audiencia inicial del juicio civil que inauguró la "oralidad virtual". 

Se pudo avanzar en un proceso judicial y quedó claro que la justicia es un servicio esencial y que la tecnología puede hacer sortear el impedimento legal de reunirse en un ámbito físico para evitar contagiarse de coronavirus.

Proyectos y repaso

"El desafío es ver qué quedará de esta experiencia, hemos avanzado obligados y nos ha venido bien ante nuestras propias y naturales resistencias a los cambios", concluyó el juez.

También leé: Por qué los jueces no aportaron al fondo de emergencia

 A esta altura desde el aislamiento, otro juez de Corte, Mario Adaro debe estar pensando que durante un tiempo largo traccionó por introducir herramientas tecnológicas a los procesos judiciales y un virus "apuró el expediente".    

El juez de Corte, Mario Adaro.

Tenemos la sospecha de que después de que se dome al microbio la vida no será la misma. Da la impresión que el microbicho maligno hizo acelerar la historia judicial en Mendoza y los beneficiarios a la larga pueden ser los "justiciables". No es poco.