Bermejo y Fernández Sagasti se preparan para cuidar cada voto - Mendoza Post
Jueves 6 Jun 2019Jueves, 06/06/19 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Hay una diferencia de 21 años entre ellos y se nota en sus semblantes. Han hecho un pacto de no agresión y lo sostienen hasta el último minuto. Se han dado cuenta de que en esta carrera interna peronista se juega algo fuerte.

La sospecha se instaló y crece en los distritos, y el conteo de los votos será una puja de tensiones donde la raigambre peronista está latente por las viejas trampas que se asoman desde la historia reciente.

Se notó en primera instancia todo esto anoche. Presten atención.

Apenas entró al amplísimo ambiente donde está montada la productora Floyd de Martín Sosa, la senadora  Anabel Fernández Sagasti (35) hizo una broma recordando Apeteco, el boliche que funcionó allí mismo en la esquina de Barraquero y San Juan de Ciudad.

Y sin perder la sonrisa aseguró: "Estamos cabeza a cabeza por céntimos. Hay empate técnico y si volvemos a sacar encuestas nos sigue dando igual".

Bermejo sonríe junto a sus colaboradores mientras esperaba su turno.

Pasaron 15 minutos y llegó el intendente de Maipú Alejandro Bermejo (56) cuando la legisladora estaba al aire en el programa Al rojo vivo que se transmite por streaming (conducido por la dupla Andrés Gabrielli y Rosana Villegas, secundados por Renzo Bonafede).

Él se dio un tiempo para definir que se había consolidado como candidato al final de la campaña.

Ella insistió con su libreto de que la gente debe saber a quién vota resaltando su propio perfil. Tanto que negó ser la pareja de Máximo Kirchner.

También leé: La carta de CFK para votar a Anabel

Los estados de ánimo son elocuentes. Hay cierta distensión en el intendente de Maipú y mucha energía contenida en la legisladora.

A esta altura de los recorridos de la campaña tienen la atención en el domingo porque ya respondieron todo lo que le preguntaron e hicieron fintas para temas candentes como el aborto legal que ha resurgido en la agenda pública con la nueva presentación del proyecto de ley en el Congreso.

Ella considera que es una cuestión de salud pública y él aduce que siendo varón no puede decidir sobre un asunto que le atañe a las mujeres por lo cual se ata a la legislación vigente y respetará la decisión del Parlamento.

Fernández Sagasti presta atención a la periodista Villegas y observan Martín Sosa y Bonafede antes de salir al aire.

Dieron sus posturas de la realidad del peronismo nacional donde Fernández Sagasti argumentó que necesita tener un plan de gobierno acorde al que garantiza Cristina Fernández como jefa de Unidad Ciudadana.

También leé: A Bermejo no lo deja dormir la crisis

A su tiempo, Bermejo se demostró desilusionado con el peronismo federal y repitió la ironía: "Pasó de ser la ancha avenida del medio a ser una bicisenda".

El gesto de Bermejo se proyecta desde el monitor. 

A mitad de programa se cruzaron en una pausa y se saludaron cordialmente pero no intercambiaron ninguna frase.

Qué pasará el domingo

Ambos tienen diagnósticos similares: es un final abierto. Gabrielli, el periodista, ya fuera del aire pensó en voz alta que será interesante esta resolución de la interna peronista porque dinamiza a la fuerza.

Los conductores Gabrielli y Villegas entre los precandidatos del PJ.

Una mirada compartida por los precandidatos que se han mostrado cautos para no perder la movilidad interna cuando se sepa quién ganó.

A Anabel le soplaron al oído: "Ganamos por escándalo en Las Heras (con Guillermo Amstutz), en Guaymallén duplicamos (con Alejandro Abraham), podemos ganar San Martín y vamos a pelear en el tercer distrito. No tenemos chance en Maipú. Tenemos que afilar bien a los fiscales en especial los de San Rafael porque no se nos pueden "desaparecer" boletas de las urnas".

También leé: Todo está parejo entre los peronistas

A Alejandro le han dicho en voz baja: "Ellos están fuertes en el Primer Distrito, nosotros en el Segundo y en el Cuarto y si ganamos bien allí estamos cerca".

Él tiene una actitud más contemplativa de esta experiencia al haber conocido de cerca la realidad de la provincia.

Ella tiene entre ceja y ceja lo que pasará el domingo y piensa en los más de 400 fiscales que trabajarán para cuidar sus votos.