Por Leonardo Otamendi
Los delincuentes citaron a una escribana que vive en el barrio para robarle su vehículo, que tiene un dispositivo para ingresar al condominio sin anunciarse en la guardia. El atraco no fue al azar, fueron a la casa de la víctima donde había una gran suma de dinero.