Cóndor decapitado: así quedó el monumento tras la tormenta

El histórico monumento del ingreso a la Ciudad fue víctima de la fuerte tormenta que azotó al Gran Mendoza. No es la primera vez que pierde la cabeza.

Cóndor decapitado: así quedó el monumento tras la tormenta

Por: Mendoza PostMiércoles 23 Feb 2022

A medida que van pasando las horas siguen saliendo a la luz las consecuencias de la fuerte tormenta que azotó al Gran Mendoza en la tarde de este marte y uno de los afectados fue el histórico monumento del Cóndor, ubicado en la intersección de los accesos Sur y Este, en el ingreso a la Ciudad, al que increíblemente se le cayó la cabeza como consecuencia de la cantidad de agua que cayó y del granizo que lo golpeó.

Quienes transitaban por el lugar, cuando la tormenta empezaba a amainar, notaron que el ave que custodia el ingreso a Mendoza lucía diferente, hasta que advirtieron que le faltaba la cabeza, por lo que rápidamente empezaron a circular las fotos en las redes sociales.

Rápidamente, la situación provocó que se generaran los populares memes, y no faltó quien comparara lo sucedido con el episodio de Los Simpson en el que Bart se roba la cabeza del monumento al prócer Jeremías Springfield. De hecho, se viralizó una foto de un joven sosteniendo la cabeza del cóndor, al mejor estilo Bart Simpson.

Un joven posa para la foto con la cabeza del cóndor en sus manos.

No es la primera vez que la escultura del ave pierde la cabeza, ya que también sucedió en 1979, y rápidamente se la colocaron nuevamente.

Ver: Fotos: así quedó Mendoza luego de la tormenta fulminante

Quienes circulaban por la zona aprovecharon para sacar fotos.

El monumento El Cóndor fue inaugurado en 1958, pero en ese momento la estructura sólo consistía en lo que sería la base, la cual representa de manera abstracta a la gran ave de los Andes.

Ver: La tormenta le voló el techo a una escuela de Guaymallén

Así quedó el Cóndor

La estructura cedió por el agua y por el granizo.

La tradicional postal de ingreso a Mendoza se ve diferente.

El granizo acumulado refleja la cantidad que cayó en pocos minutos.

Una parte de la cabeza quedó colgando de la estructura.

El predio del Cóndor, inundado.

Los restos de la cabeza, en el piso.


Fotos: Marcelo Carubín.

Esta nota habla de: