Vuelve la cuarentena del miedo - Mendoza Post
Sábado 10 Oct 2020Sábado, 10/10/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Amplias zonas de Mendoza podrían volver a la fase de aislamiento desde las 00:00 de este lunes, si se confirma el adelanto brindado por el propio presidente de la Nación Alberto Fernández ayer minutos antes de un parte con récord de más de 15.000 contagios y 515 muertes en el país. Trece de esos fallecimientos fueron reportados en nuestra provincia. El anuncio de la nueva fase de la cuarentena hasta el 25 de octubre tomó a contrapié al gobierno de Mendoza, que el miércoles autorizó las reuniones familiares los fines de semana, y una mayor circulación de personas eliminando las restricciones por DNI de viernes a domingos y feriados. Con el anuncio del endurecimiento de las medidas de aislamiento y distanciamiento en 18 provincias, volvió la cuarentena del miedo, con récord de contagios y muertos en el encierro más largo del mundo, que hoy cumple 204 días.

Anoche, los funcionarios mendocinos pasaron momentos de tensión y confusión. Se enteraron por TV de las restricciones en 18 provincias incluyendo la nuestra. Pero no se informó oficialmente a qué departamentos y ciudades alcanzaría. Un comunicado distribuido por la Casa Rosada a las 20:30 a los medios del interior del país, consignó que "El presidente Alberto Fernández anunció esta tarde que se restringirá la circulación en ciudades y departamentos de 18 de las 24 jurisdicciones provinciales del país, debido a que se ha registrado una mayor circulación del coronavirus Covid 19 en esas regiones" y luego detalló que las "restricciones a la circulación" incluían a Chaco, Chubut, Buenos Aires, Río Negro, Neuquén, Jujuy, Salta, Tucumán, Córdoba, La Rioja, Mendoza, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Santiago del Estero, Santa Fe, San Juan y San Luis y a la Ciudad de Buenos Aires. Extraoficialmente, se supo que las restricciones de aislamiento afectarían a los departamentos del Gran Mendoza y del Valle de Uco.

Suarez había anunciado en la semana el regreso de las reuniones familiares.

El presidente habló de una restricción fuerte: "Lo que vamos a hacer es disponer en distintos departamentos de 18 provincias, medidas que permitan una disminución intensa y transitoria de la circulación de personas durante los próximos 14 días".

No está claro si las nuevas restricciones significan el regreso al aislamiento de Fase 1 como lo conocemos y habrá que esperar al decreto de necesidad y urgencia que el gobierno nacional publicaría en la noche del domingo. Entretanto, rigen en Mendoza los cambios dictados por el gobierno provincial, con la autorización de las reuniones familiares y la mayor circulación de personas. 

Si la nueva fase por dos semanas fuese de aislamiento, implicaría que sólo podrán circular las personas habilitadas con el certificado único de circulación nacional, para tareas esenciales e industriales, y que sólo podrían permanecer abiertos farmacias, supermercados, veterinarias, entre un puñado de actividades y de industrias. También seguirían trabajando normalmente todo lo que tiene que ver con energía, combustible, petróleo y producciones continuas.

Qué dijo Suarez

El gobernador Rodolfo Suarez dijo textualmente a este diario "Me opongo a cerrar Mendoza", en una breve comunicación anoche luego de conocido el anuncio presidencial. Por lo que se sabe, hubo contactos en varios niveles con el gobierno nacional, y el propio gobernador les hizo saber a los funcionarios de Alberto Fernández que se oponía a cerrar la provincia. También hubo contactos entre el gobierno provincial y dirigentes del peronismo local, que no tenían detalles del nuevo aislamiento y salieron en bloque a averiguar qué estaba pasando. Con el correr de las horas, todos se llamaron a silencio. Sólo la ex senadora provincial Patricia Fadel publicó un posteo muy duro en Twitter, acusando al gobernador de "jugar con la vida de los mendocinos":

La dirigente peronista también dijo algo absolutamente cierto. El comportamiento social de los mendocinos ayer sobre todo a la mañana, con el doble de gente en las calles, fue de colapso. Largas colas en bancos y comercios, muchísima gente en las calles, y poco apego al tapabocas fueron la constante.

La actividad gastronómica, muy resentida por la cuarentena.

Por lo que se sabe, durante el sábado y el domingo habrá intensas negociaciones entre el gobierno provincial y nacional. Suarez intentará resistir el cierre de Mendoza basado en un argumento simple: la curva de contagios de la provincia con la economía abierta, fue muy similar a la del AMBA con la economía cerrada. Recién ahora en la CABA están planeando aperturas que en nuestra provincia funcionan desde hace dos meses o más, como la construcción.

En los informes semanales que brinda el gobierno de Mendoza se puede seguir la traza del virus en los últimos 15 días. Entre el 1 y el 8 de octubre se registraron 3.970 nuevos casos y 66 muertes. En la semana anterior, cuyo reporte se dio el viernes 2, hubo más casos (4.143 nuevas detecciones) pero menos muertes (55). La ocupación de camas de terapia creció en el Gran Mendoza y ahora está en el 89,69 %. Casi el 90 %. La situación es límite pero se mantiene estable desde hace semanas, por lo que en el gobierno interpretaron que la curva de contagios se estaba achatando. Habrá que ver ahora si las cifras de este viernes, 677 contagios y 13 muertes, se replican durante el fin de semana.

Hubo otros números importantes ayer. El dólar "blue" se fue a 167 pesos ensanchando a máximos históricos la brecha con el oficial. La falta de confianza es evidente. Pero eso es la pandemia económica. Como el coronavirus, tampoco tendría tratamiento totalmente efectivo, de momento. Ni vacuna.