Dato revelador: bajo el consumo per cápita en vinos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 29 Sep 2020 22 días atrás

Según un informe de Bodegas de Argentina, el mayor consumo en cuarentena no compensó la caída en la rentabilidad que viene padeciendo la industria vitivinícola.

En este sentido, además, surgió un dato revelador sobre el gasto en vinos. "Hace cinco años, en moneda constante, los argentinos gastábamos $1.800 anuales por persona en vino; ahora, el gasto es de $1.100. Este es el eje de los problemas de la industria. Cae el rendimiento por litro de vino, lo que importa es el precio efectivo. Tanto es así que la rentabilidad de las bodegas en la Argentina es la dos terceras partes de empresas en otros países del mundo", indicó Javier Merino, titular del CEEBA (Centro de Estudios Económicos de Bodegas de Argentina).

Por otra parte, Patricia Ortíz, presidenta de Bodegas de Argentina y responsable de su propio establecimiento, contó: "En el informe están detallados todos los problemas que tenemos y la caída de la rentabilidad es, desde adentro, lo más significativo como dato. ¿Cuánto tiempo puede sobrevivir una empresa con años de baja en la rentabilidad? Adicionalmente, se sumó la incertidumbre que genera la pandemia, tanto a nivel global por las exportaciones, como por la cuarentena. Las bodegas chicas como la nuestra tienen un área de turismo muy activa y eso nos afectó mucho. La incertidumbre por los efectos de la pandemia también se nota mucho en el mercado internacional. Creímos que en el segundo semestre el panorama sería más claro, pero los rebrotes en Europa y generan dudas".

Ver además: Empresas de elaboración de vino recibirán ATP 

Datos reflejados en el informe

El Informe Actividad de la Industria Segundo Trimestre de 2020, elaborado por el Centro de Estudios Económicos de Bodegas de Argentina (CEEBA) precisa que en el mes de junio la facturación total fue un 18% más baja que en 2015 y tuvo niveles parecidos a los de hace más de una década atrás (2007 y 2008).

El mayor consumo en cuarentena no compensó la caída en la rentabilidad.

En este sentido, Javier Merino, titular del CEEBA, explicó: "La principal conclusión que sacamos, tanto de los análisis anuales como de las encuestas trimestrales, es que la vitivinicultura viene cayendo en facturación año tras año. Y que algunos rebotes en el consumo interno o en las exportaciones no cambian el fondo del problema. Yo veo los balances de las bodegas y hago una simple cuenta que aprendí en la facultad: precio por cantidad, y los números no mienten. Esa cuenta da siempre para abajo y, por supuesto, las consecuencias después se derraman hacia toda la cadena".

En este sentido, los volúmenes de vino vendidos tanto en el mercado doméstico como al exterior han crecido en el último año cerrado en junio un 8,4% para el conjunto de bodegas encuestadas, pero especialmente en el segundo trimestre del año con un 13,4% comparado con el mismo período del año anterior.

Aseguran que la facturación total fue un 18% más baja que en 2015. 

En el mercado interno este aumento se ha concentrado en las empresas de mayor envergadura, lo cual está ligado al hecho de que ha sido a costa de disminución de precios que puede ser mejor absorbido por estructuras más grandes.

Ver además: El INV y el INTI darán certificación para exportaciones del sector vitivinícola

A pesar de la recuperación de volúmenes vendidos tanto al mercado interno como al exterior el deterioro de los precios no ha logrado vencer la inercia de varios años de estancamiento.

En línea con este fenómeno se advierte una fuerte disminución del precio promedio total de casi el 13% para el último año agregando los envíos al mercado nacional y a la exportación, lo cual ha deteriorado la facturación de las empresas en general. Las empresas que tienen un mayor componente exportador y precios más elevados han logrado mantener niveles de facturación mientras que el resto se deterioró.

 Los precios no ha logrado vencer la inercia de años de estancamiento. 

"No es novedad para nosotros lo que viene pasando. El repunte en el consumo de los últimos meses no compensó la pérdida que viene sufriendo la industria y las exportaciones no sirvieron para compensar o equilibrar las cuentas. Desde marzo tuvimos un aumento de apenas el 4% en los precios, no sólo por debajo de la inflación, sino también muy inferior a la trepada de los insumos, muchos de los cuales están a valor dólar", continuó Merino.

- Informe completo en el siguiente link: https://www.bodegasdeargentina.org/estudios-economicos/