"Se está invisibilizando el abuso sexual infantil en Mendoza" - Mendoza Post
Lunes 3 Ago 2020Lunes, 03/08/20 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

La pandemia de coronavirus y la suspensión de clases resultaron en lo que podría tomarse como una buena noticia pero que, en el fondo, es lo contrario: las denuncias y abordajes por abuso sexual infantil en Mendoza bajaron drásticamente, pero se calcula que no significa una baja real de ese delito.

Las estadísticas nacionales indican que la mitad de las víctimas viven con los agresores y es el hogar el lugar donde ocurren estos delitos. Asimismo, es relevante resaltar que en el 75% de los casos, el agresor es un familiar o un integrante del grupo familiar.   

A pedido del Post, Migel Conocente, director de la DOAITE de la DGE, investigó cómo estaban los números de las denuncias por abuso en las distintas áreas que se encargan del tema.

Ver también: "Se duplicó la descarga de material pedófilo durante la cuarentena"

Conocente sabía sus números y sabía que estaban bajando, por eso, consultó al Programa de Prevención del Maltrato Infantil (PPMI) y también al EdeAAS (Equipo de Abordaje del Abuso Sexual) que depende del Poder Judicial, que son los otros dos organismos que tratan con las denuncias de abuso sexual infantil.

Sospechando que los números bajaban por efecto del aislamiento, el funcionario de la DGE solicitó que se calcularan las denuncias e intervenciones realizadas en los tres meses correspondientes al aislamiento: abril, mayo y junio, para compararlos con los mismos meses del año pasado. 

Aunque bajaron las denuncias e intervenciones, no creen que hayan bajado los delitos 

"En todos, los números dan una baja siginificativísima", adelantó Conocente:

- el PPMI recibió 102 denuncias en 2019 y apenas 20 en 2020.

- El EdeAAS atendió 1120 casos en 2019 y 245 casos en 2020.

- La Doaite intervino en 22 casos en 2019 y registró 18 casos en 2020.

Sin embargo, en el caso de Doaite, Conocente precisó que "la mayoría son casos del año pasado que se cargaron en diciembre cuando se migró todo el sistema de Doaite al GEM, por eso no se nota la diferencia, pero también es una baja importante." Recordemos que sólo hablamos de intervenciones y denuncias por abuso sexual, no maltratos  otros delitos contra la niñez. 

A pesar de ello, el funcionario cree que esta baja no significa que hayan disminuido efectivamente los abusos sexuales, sino que, producto del encierro por la cuarentena, no se están denunciando.

"En el caso de Doaite, a nosotros nos llegan por derivación del docente, que nota algo o que escucha o que, directamente, recibe la denuncia", indicó Conocente. 

Explicó que el abordaje se hace en base a un procedimiento que se fijó por decreto y que deriva los casos en dos posibilidades dependiendo del nivel de certeza que se tenga de la existencia del abuso.

Al perder el contacto con los maestros, los niños no tienen a quién recurrir

"Cuando hay pruebas suficientes y claras que no dejan lugar a dudas, la escuela automáticamente hace la denuncia al asesor de menores del departamento correspondiente y ese funcionario es el que tiene que activar el proceso judicial. Cuando hay dudas y no se puede establecer la certeza, la escuela pide la intervención de la Doaite."

Pero claro que, con la llegada de la pandemia y el aislamiento obligatorio, los docentes ya no tienen el contacto diario que tenían antes con los chicos, y los chicos, lamentablemente, están en mayor riesgo de sufrir algún abuso.

Por eso, Conocente asegura que "no ha bajado en lo absoluto, creo que se invisibiliza y que, cuando los chicos vuelvan a clases vamos a tener un pico de denuncias porque, aunque siempre hablemos de la parte del conocimiento, una de las funciones muy importantes de la escuela es la de visibilizar las conflictivas infantojveniles. Así que no creo que realmente hayan bajado los casos de abuso."

La línea 102 es gratuita y recibe denuncias las 24 horas

Mirá también: "Cayó un chacal en Ciudad que abusó durante años de su hija y la embarazó"

Si sos abusado o creés que un niño es abusado, no dudes en pedir ayuda