Un contador positivo de coronavirus fue denunciado por el Hospital Universitario - Mendoza Post
Martes 21 Jul 2020Martes, 21/07/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Un contador mendocino muy relacionado al poder local que dio positivo de coronavirus la semana pasada, fue denunciado penalmente por el Hospital Universitario. Lo acusaron de haber actuado de modo "irresponsable" al hacerse revisar por un médico del hospital a quien conocía, sin declarar por escrito en el "triage" de ingreso al hospital, que esa misma mañana había sido hisopado en el Hospital Español luego de sufrir varios días síntomas compatibles de Covid-19. Sólo lo hizo cuando estuvo frente al profesional. Antes, estuvo en contacto con tres personas del hospital y una paciente, según pudieron comprobar las autoridades del establecimiento luego de revisar las cámaras de seguridad. El nombre del acusado se omite en resguardo de la identidad de los pacientes positivos de coronavirus tal como indican las normas éticas de la OMS, en tanto no estén imputados por la justicia de algún delito, o no presten su conformidad a la difusión de su identidad.

Al contador le aplicarían una figura penal durísima, indicada en el artículo 202 del Código Penal Argentino: "será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas". La denuncia realizada por el cardiólogo Jorge Juri, director del Hospital Universitario, es tramitada desde este lunes a la tarde en la Unidad Fiscal de Delitos No Especializados, que contempla delitos y penas más graves que las faltas correccionales, como podría haber sido un incumplimiento de cuarentena, por ejemplo.

Gobernador e intendente, en el Hospital Universitario, el 29 de mayo.

Fuentes del hospital confirmaron a este diario la existencia de la denuncia. También dijeron que la fiscalía ya había pedido los registros de movimientos de pacientes antes y después de la llegada del contador y los videos de vigilancia. Así, pudieron establecer que una enfermera, el médico que le atendió, una mujer del personal de limpieza y probablemente una paciente, han estado en contacto con el profesional denunciado. También, que estuvo un minuto en el proceso de triage, otro minuto con la enfermera, 2 minutos más para ser admitido, y 9 minutos en sala de espera sin contacto con otras personas.

De acuerdo a los hechos que pudo reconstruir este diario, el contador había pasado varios días con síntomas compatibles de Covid-19 en la semana del 6 al 13 de julio. El lunes 13, el hombre fue hisopado en el Hospital Español por la mañana, pero por alguna razón no quedó internado y tampoco se aisló, ya que a la tarde cerca de las 18 fue al Hospital Universitario.

"El hospital tiene un sistema de admisión donde se hace el triage... y allí, de acuerdo a los datos que releva el personal de enfermería y a la declaración jurada que firma el paciente, se decide si se atiende en el sector del hospital preparado para pacientes positivos o sospechosos de tener el virus de Covid-19, o en el sector de atención convencional. El señor no dijo en su declaración ni comunicó a nadie del personal que había tenido síntomas, y que había sido hisopado ese mismo día a la mañana... Se lo dijo al médico cuando ingresó, ya en el consultorio, y tuvimos que activar al protocolo" dijo una fuente del hospital. En la DDJJ los pacientes deben indicar si tienen síntomas, si estuvieron en contacto con personas contagiadas, o si estuvieron en zonas de circulación comunitaria, entre otras preguntas "de forma".

El Hospital Universitario.

El contador conocía al médico desde antes y por eso consiguió que lo atendiesen sin turno. No obstante, no le contó del hisopado sino hasta que le dijo el motivo de la consulta. El problema es que en ese sector del hospital, de atención convencional, la protección del médico era de barbijo quirúrgico, guantes y gafas. "Si hubiésemos sabido que estaba hisopado, el personal que trató con él haría estado equipado con la protección completa, específica para tratar a pacientes de Covid-19" explicaron en el Hospital Universitario. Lo mismo corre para la enfermera y el personal de limpieza de la zona del consultorio donde estuvo el contador. Tenían protección convencional, porque el sector de Covid-19 está en otra parte de las instalaciones.

Una vez enterados, en la dirección del hospital decidieron primero confirmar que efectivamente el paciente había sido hisopado en otro hospital y que estaba esperando el resultado cuando fue al Universitario. Eso ocurrió el martes. El mismo día se conoció el resultado positivo, y el miércoles se formalizó la denuncia penal. En el Hospital Universitario estaban furiosos.

Leé también: El peor día en Mendoza, 74 casos de coronavirus

"Es una irresponsabilidad lo que hizo... mintió en la declaración jurada... puso en riesgo a personal médico, a otros pacientes... a personal de limpieza" se quejaron en el HU. Tres personas incluyendo el médico que trató con el contador fueron aisladas preventivamente. La paciente que entró al consultorio después está identificada, pero no es considerada un contacto estrecho porque el consultorio ya había sido limpiado.

El caso del contador, muy conocido en los ámbitos políticos especialmente del oficialismo, ya se conocía desde la semana pasada. De hecho, es uno de los casos de contagio sin nexo conocido.

No se sabe si en esos días, entre los síntomas, el hisopado y el positivo, el hombre estuvo en contacto con más personas aparte del Hospital. Sí se sabe que una persona de su ámbito familiar también es positivo de coronavirus. Este diario intentó comunicarse con el paciente, pero no respondió los mensajes. En tanto, fuentes del Ministerio Público Fiscal confirmaron la denuncia, y que luego de ingresar por una fiscalía correccional, fue derivada a Delitos No Especializados. 

Colaboró: Leonardo Otamendi.