Hoteleros del centro: "Es más barato estar cerrados que estar abiertos" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 2 Jul 2020Jueves, 02/07/20 atrás

El referente de la Cámara de Hoteleros de Mendoza, Adrián González, advirtió que estas vacaciones de invierno los hoteles céntricos no van a abrir sus puertas, incluso afirmó que el Gran Hotel Potrerillos tampoco no abrirá.

"Las reservas son nulas", aseguró González en diálogo con el programa Te digo lo que pienso que conduce Ricardo Montacuto por Radio Nihuil, ya que la única posibilidad de recibir huéspedes es gracias al turismo interno. "La Capital no tiene más que restaurantes para ofrecer a los visitantes mientras duren las medidas de prevención por el contagio de coronavirus, por lo que no hay atractivos que visitar como cines o teatros", dijo el empresario que además afirmó que "la gente no tiene disponibilidad de dinero para gastar en vacaciones".

González también dijo que los hoteles necesitan entre el 30 y el 40% de la ocupación para funcionar y que es muy complicado "porque no se puede lograr con el turismo interno", y agregó: "No sirve bajar los precios. Es más barato estar cerrado que estar abiertos".

El referente detalló que hay una gran posibilidad de que algunos hoteles céntricos cierren sus puertas definitivamente: "No sabemos cuántos no van a volver pero sí van a hacer varios. Muchos han decidido cerrar sus puertas hasta que pase la pandemia y después abrirán, otros han pensando en cambiar rubro".

Aparte del turismo interno, los hoteles pueden recibir repatriados y trabajadores de actividades esenciales. En el caso de los repatriados, indicó: "Pagan menos del costo que tenés del hotel, dos mil pesos por día no sirve". En cuanto a los trabajadores esenciales, aseguró que la demanda no es suficiente para abrir el hotel.

Ver también: Los empresarios también se deprimen en cuarentena

Por su parte, destacó que quienes alquilan cabañas tienen más reservas. Sin embargo, el problema del sector es la informalidad ya que aquellos que alquilan en negro y no pagan impuestos, compiten con los precios de los que tienen sus cuentas en blanco.

Por todo esto es que el sector pide una ley de emergencia que proteja al sector y le permita congelar los impuestos inmobiliarios, posponer el pago de servicios y otros beneficios que permitan la reactivación del sector.

González calcula que en septiembre se reactiven los aeropuertos y se abran las fronteras por lo que en octubre y noviembre puede que volvamos a la normalidad. 

Finalmente, reflexionó que el sector turístico venía en un fuerte auge luego de la remodelación del aeropuerto y la publicidad del Valle de Uco, "pero la pandemia tiró por tierra" el crecimiento de las últimas dos décadas.

Ver también: El Gobierno consiguió financiación por u$s4.700 millones