Un millón de personas tienen su empleo en riesgo por la cuarentena - Mendoza Post
Martes 30 Jun 2020 13 días atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

El coronavirus llegó para quedarse... y para hacer estragos de diversa índole, principalmente en la economía y el trabajo, en el marco de que la actividad cayó un 26 % interanual

En ese contexto, el Post tuvo acceso exclusivo a un informe del Instituto de Estudios Estratégicos en Seguridad (IEES) que refiere al impacto del COVID 19 en la sustentabilidad del empleo y en el mundo laboral.

El documento intenta "aportar información sobre el empleo asalariado en Argentina para la elaboración de diagnósticos y potenciales propuestas de soluciones a un problema local dentro de un entorno mundial de incertidumbre económica".

A su vez, busca mostrar que, si bien la decisión sanitaria tiene como finalidad reducir o aplanar la curva de contagios, "los costos económicos de esta medida van a cobrar cada vez mayor relevancia a medida que los tiempos del aislamiento se alargan, afectando a los distintos sectores según el tipo de actividad y el segmento de la empresa empleadora que toma en considerando la mayor propensión a situaciones de vulnerabilidad en el que las mismas se encuentran aun cuando no hay una linealidad en los efectos que tiene la cuarentena sobre la actividad económica".

Ello en un contexto donde se estima de que cada semana de aislamiento es equivalente a 0,5 puntos del PBI, con una caída proyectada cercana al 9,8 %.

Ver además: La economía cayó 26,4 por ciento en abril respecto al año pasado

En ese contexto, IEES estima, solo tomando la foto de las pequeñas y medianas empresas, unos 406.000 puestos de trabajo con altísimo riesgo de pérdida (a los que hay que sumarle otros 600 mil puestos de todas las empresas contratistas que prestan servicios varios a todas las pequeñas y medianas empresas en esa situación (Limpieza, Seguridad, Mantenimiento y servicios varios).

"A ese millón de puestos de trabajo en altísimo riesgo, hay que agregarle dentro del segmento Grandes Empresas, donde si bien la reapertura de las instalaciones con los debidos cuidados sanitarios, fue mayor que en las PYMES, el efecto en la caída de la demanda que podría generará posibles suspensiones o reducciones de la jornada laboral en Industrias como Construcción, Automotriz, Cadenas retail, Electrodomésticos, Hotelería, Gastronomía y entretenimiento lo que afectaría potencialmente a un universo de 258.900 trabajadores directos", de acuerdo al documento referido.

Allí aparece el primero de los gráficos, evolutivo, que muestra cómo en los últimos 8 años (periodo 2012 a 2020) el empleo privado cayó en Argentina un 1 % mientras que el empleo público creció un 22 %.

"Hoy en el país, en promedio, 3,6 de cada 10 personas asalariadas trabajan en el Estado representando una cifra que, como veremos más adelante, aumenta en aquellas provincias donde la concentración de población y riquezas son menores y donde se muestra también una notoria la falta de inversiones orientadas a la generación de nuevas fuentes de trabajo privadas", avanza el paper.

IEES pone el foco en el dato de que las provincias y los municipios emplean al 85 % de los asalariados públicos "remarcando también la incidencia y el fuerte impacto del Estado empleador sobre las finanzas provinciales con un gasto del Sector Público que, consolidado a nivel nacional, provincial y municipal, supera el 40 % del Producto Bruto Interno".

Acto seguido, define cuáles son las provincias que cuentan con porcentajes de empleo público por sobre el promedio país. Allí aparece Mendoza, al pie de la tabla, entre las menos "complicadas".

Antes están: Formosa (72%), Catamarca (69%), Jujuy (67%), La Rioja (62%), Santa Cruz (61%), Santiago del Estero ( 61% ), La Pampa (56 %), Neuquén (56 %), Entre Ríos (56 %), Corrientes (53%), Chaco (52%), Salta (49 %), Misiones (46 %), San Luis (44 %), San Juan (44 %), Rio Negro (43 %), Tierra del Fuego (40 %), Tucumán (40 %) y Chubut (39 %). Luego, aparece Mendoza (38%).