Caso 98: arrancó en una fiesta loca y ahora todo puede volver atrás - Mendoza Post
Miércoles 17 Jun 2020Miércoles, 17/06/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Hablan de una fiesta de más de dos días, desde la tarde-noche del jueves 4 de junio hasta el sábado seis por la mañana, con resaca incluida. Una fiesta loca, de acuerdo a los testimonios recogidos en el gobierno, personal y funcionarios de Salud dedicados al rastreo de la información en cada caso, y fuentes de Maipú que conocen desde cerca la trama del "Caso 98" de coronavirus en Mendoza. En esa fiesta de tantas horas, y de pocas personas, hubo todo. No hace falta precisarlo. Lo peor ha sido que en plena cuarentena y con las juntadas de amigos aun prohibidas por razones sanitarias, los asistentes a la fiestita compartieron bebidas, "jarra loca", vasos y comida sin ningún cuidado, ni tapabocas, ni distanciamiento social.

El brote del "Caso 98" ya dio diez casos positivos de coronavirus: el viernes se supo del positivo de Covid-19 para el empleado de la bodega Viñedo Viejo del grupo Baggio, "El gordo M." que pudo haber contagiado a los demás, aunque el "nexo cero" no está determinado aún. Entre domingo y lunes hubo otros ocho casos positivos comprobados entre tres compañeros de trabajo del hombre más cinco asistentes a la fiesta loca. Entre esos positivos estuvieron el empleado de la pizzería "Pizza Chef" de Maipú, y una empleada de limpieza de la cervecería artesanal "Pirca", del mismo departamento. Los dos locales están cerrados y todos los contactos estrechos de los pacientes fueron aislados. Ambos jóvenes estuvieron también en la fiesta loca, que se organizó en un domicilio particular que no es el del "Caso 98", sino en la casa de uno de sus amigos en el mismo barrio González Galiño de Luzuriaga, Maipú. El último contagio de coronavirus del caso lo dio un vecino del protagonista estelar de esta historia, ayer martes. El hombre contó a las autoridades sanitarias que había compartido con el "Caso 98" una cerveza, tomando del pico. No hay plan sanitario posible contra la imprudencia. No hay manera de combatir y contener el virus si las personas son totalmente inconscientes del peligro, y la capacidad de daño del Covid-19.

La pizzería de Maipú que debió cerrar por uno de los casos.

Los diez casos producidos en el brote de Maipú están cursando la enfermedad en distintas etapas en los hospitales Lencinas, Paroissien, Central, y Español. En este último está internado el "Caso 98", en aislamiento y con síntomas leves. Ninguno de los contagiados está grave.

Hay más de cien personas aisladas por el caso. El rastreo que hizo el personal de Salud fue infernal, con un duro interrogatorio a los infectados y a los que muestran síntomas. "Primero hablaron un poco y después se bloquearon. Nadie quiere contar lo de la fiesta loca. Creen que van a ir presos por el interrogatorio sanitario" contó una autoridad provincial. El "Gordo M." fue colaborador. Contó que creía haberse contagiado de un transportista de Brasil o de Chile. Y dio los nombres de todos los asistentes a la fiesta. Uno de ellos está inhallable. Algo así como un "prófugo sanitario". Se trata de un hombre joven.

El "contagio camionero" del Caso 98 aún no fue comprobado. El paciente trata con transportistas todos los días. Pero este nexo es casi incomprobable. Tampoco es seguro que se haya infectado de esta manera. El paciente 98 fue el primero de la fiesta loca en tener síntomas. Pero no puede determinarse si fue el primer contagiado. Otro de los asistentes también tiene contacto diario con los transportistas, transformados en el "pato de la boda". Pero el foco está puesto en la festichola. El primer contagiado apareció con síntomas el día 9, tres días después del festejo que violó la cuarentena y lo que por entonces aún era etapa de aislamiento.

¿Circulación comunitaria?

La fiesta loca que por ahora dio 10 contagiados y podría dejar como consecuencia la circulación comunitaria del virus en Maipú, fue de "gente de trabajo" como definió una fuente. Ninguno de ellos tenía la Aplicación "Cuidar" en sus teléfonos y tampoco habría sido de mucha utilidad para el gobierno de Mendoza, a fin de poder rastrear todos los lugares en los que estuvieron, más los contactos estrechos de cada uno. Por eso hubo que usar interrogatorios fuertes, y la ayuda de audios surgidos del mismo barrio González Galiño de Maipú. Uno en particular identifica a varias personas que fueron aisladas, otras que serán imputadas por violar la cuarentena, y otras a las que les dio positivo. El audio describe con claridad una larga cadena de personas involucradas y ayer circuló entre funcionarios del gobierno provincial e intendentes. Algunas de las personas mencionadas son propietarios de pequeños comercios de la zona y casi todos son amigos, parientes o vecinos entre sí. Son contactos estrechos de algunos de los contagiados, y en algún caso participaron de la fiesta. Fueron identificados como "El Pan casero", el "Hueso" y el "Ñato" (serían hermanos), el "Enrique", la "Mogolona", la "Susi", el "Jero...", el "Pedro...", el "Tato", y varios más. Muchos viven en la calle Castelli del barrio. La policía y personal sanitario los fueron a buscar para testearlos y aislarlos. En el grupo de aislados hay madres recientes y por lo menos una mujer embarazada. El audio da un dato atemorizante. "Y estos no son los números reales... los cien que dan en el noticiero... los chicos que estuvieron ahí saben bien..." dice. Más trabajo para los rastreadores del ministerio de Salud.

Operativo de desinfección en Maipú.

Los que fueron a la fiesta loca y sus organizadores serán imputados por violar la cuarentena. La fiscal Gabriela García Cobos, que ya acusó e investiga a hinchas de Godoy Cruz que rompieron el aislamiento en el festejo de 99 años del club, es la que tiene el caso. Podrían enfrentar penas y multas severas.

Volver atrás

La fiesta y su saldo de diez casos de coronavirus desataron una cadena de eventos. El gobernador Rodolfo Suarez ya tiene escrito y a la firma un decreto que retrocede en la fase de distancia social de Mendoza. Prohíbe las juntadas de amigos hasta nuevo aviso, restringe las reuniones familiares a diez personas los fines de semanas y feriados, y vuelve a acotar las compras y las salidas de esparcimiento por terminación de DNI. "La idea es volver a acotar todo, pero tratando de no afectar ninguna de las actividades económicas que se autorizaron, o hacerlo lo menos posible" dijo un ministro a este diario. Otro, lo confirmó. El gobernador no volvería atrás con la autorización al turismo interno.

Gobernador Rodolfo Suarez.

El problema de todo esto es que Suarez no está convencido de aplicar restricciones. Al igual que el intendente de Guaymallén Marcelino Iglesias, el que tiene experiencia sanitaria entre los intendentes, piensa que hay que prepararse para un combate de dos años contra el coronavirus, y que no es abriendo y cerrando el aislamiento que se conseguirá derrotar el virus, sino aplicando en los focos identificados, testeos y aislamiento. Cuarentenas verticales focalizadas como se hizo en los países que lograron ir bajando el pico de contagios, aunque ahora todo el mundo está preocupado por el rebrote en Beijing. China fue la cuna del coronavirus.

A pesar de la opinión del gobernador, hay un dato que le impulsaría a firmar las restricciones: el sistema sanitario de Mendoza no podría aguantar más de cuatro o cinco focos simultáneos como el de Maipú. Con más de cien personas aisladas, un "prófugo" que aún no fue hallado por las autoridades, diez positivos, y más rastreo de casos en proporción geométrica. Por eso, Suarez se tomaría hasta hoy antes de firmar o no el decreto. Si el "Caso 98" sigue dando positivos, inevitablemente retrocederemos en la fase de distanciamiento social. Los intendentes han estado en contacto ayer todo el día con la Casa de Gobierno por este caso y sus consecuencias. Todos apoyan en mayor o menor medida el regreso de las restricciones. Más dura es la opinión de los epidemiólogos que asesoran al gobernador. Quieren volver a cerrar todo, dijo una fuente del gobierno. Los especialistas están espantados con las fotos de gente en las cervecerías, los persas y la montaña con escaso o nulo cuidado el último fin de semana. Si ello significará nuevos casos, lo sabremos en unos días más.

El "Caso 98" generó otras acciones. Un ejército de sanitarios, policías y empleados municipales caerá con todo lo que tienen hoy al barrio González Galiño, de Luzuriaga, con el intendente de Maipú Matías Stevanato y la ministra de Salud Ana Nadal a la cabeza. Van a ir casa por casa tomando la fiebre, interrogando a las personas respecto de síntomas compatibles con Covid-19, y de paso, les preguntarán si estuvieron en contacto con alguno de los diez positivos de la fiesta loca. Llevarán kits de limpieza, el intendente repartirá lavandina, y se procederá a una profunda desinfección. "Vamos a salir a buscar todos los contagios de este caso" dijo una fuente. También harán testeos. A las personas con síntomas se les hará el PCR para detectar la presencia del virus. Y habrá testeos serológicos también, las pruebas rápidas para determinar si alguien tuvo Covid-19. Será un verdadero "zafarrancho de combate" al virus. El operativo comenzaría alrededor de las nueve y media de la mañana.

El intendente Stevanato deberá salir a repartir lavandina de nuevo hoy.

Los camioneros están pagando los platos rotos. El "Caso 98" pudo haber tenido inicio en un transportista pero ello no es seguro. El intendente de Godoy Cruz Tadeo García Zalazar, decidió transformar un viejo centro de salud del mercado cooperativo del departamento, en un "Centro Covid-19" para testear y controlar a todos los camioneros que pasen por el Puerto Seco, donde hacen aduana de ida y vuelta a Chile. La mayoría de los conductores que pasan por allí son de Brasil, Chile y Paraguay. Los controles de temperatura y testeos rápidos serán aleatorios.

Finalmente, el gobierno hará hoy una conferencia de prensa a la una y media de la tarde. Estarán varios ministros. Puede que también esté el gobernador. Habría dos anuncios. El primero, el lanzamiento de una nueva aplicación de "auto rastreo" y diagnóstico provincial. Parecida a la primera que se puso online y que luego desapareció sepultada por "CuidAr", la APP del gobierno nacional que además permite obtener el certificado de circulación nacional. Con esta APP el gobierno de Mendoza intentará tener ubicadas y "rastreadas" a las personas con síntomas. El segundo anuncio sería el de retroceder a la fase anterior, sin juntadas de amigos, visitas familiares restringidas a los fines de semana, y salidas y compras por DNI. Pero, con el comercio, el turismo interno y los servicios funcionando. Tampoco se puede volver a "apagar" la economía de Mendoza, porque alguien se le ocurrió armar una fiesta loca de dos días, en medio de la pandemia.