Tucumán es la única provincia que no adhiere a la ley Micaela - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 8 May 2020Viernes, 08/05/20 atrás

Mientras todos los diputados y diputadas de la Nación se capacitaban en violencia de género en una sesión especial de prueba, el legislador por Tucumán, Ricardo Bussi, tuiteaba:  "La Ley Micaela tiene orientación ideológica ultra feminista y abiertamente abortista".

Por su parte, su compañera de bancada, Nadima Pecci, presentó un proyecto alternativo: "La Ley Micaela prioriza el adoctrinamiento ideológico por sobre la real protección a las mujeres... Presentamos un proyecto alternativo, serio e integral que realmente busca capacitar para combatir la violencia contra la mujer", dijo.

 La Ley Micaela es un homenaje a Micaela García, que tenía 21 años, estudiaba Educación Física, militaba en el Movimiento Evita y vivía con su familia en Gualeguay, provincia de Entre Ríos.

Micaela García

El 1 de abril de 2017 Micaela fue a bailar y cuando volvía a su casa dos hombres la subieron de prepo a un auto, la violaron y la asesinaron. Uno de sus asesinos debía haber estado preso por la violación de dos chicas pero un juez le había otorgado la libertad condicional. El análisis de esa situación deriva en que si ese juez hubiera actuado distinto, Micaela estaría viva.

Al mes siguiente de su asesinato, el proyecto de ley llegó al Congreso. Diputados lo aprobó en enero de 2018 y el Senado en diciembre. La ley plantea la "capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación".

Ver también: Diputados probará hoy el sistema virtual en un simulacro de sesión

Por su parte, la diputada nacional Jimena López, que está al frente del Observatorio de Género afirmó: "Es muy importante porque de esta manera se está cumpliendo con una ley que fue sancionada hace más de un año y aún no se puso en práctica en el cuerpo que la sancionó".

En Tucumán, la organización MUJERES X MUJERES mostró su preocupación por las declaraciones del presidente de la Legislatura provincial, Osvaldo Jaldo, quien afirmó: "se está viendo si se hace una adhesión o si se adecua a la realidad tucumana".

El diputado nacional tucumano Ricardo Bussi

La agrupación declaró: "Nos preocupan los dichos públicos del presidente de la Legislatura provincial, y actual vicegobernador de la provincia, quien en el programa 'Panorama Tucumano' emitido la noche del 6 de mayo de 2020 manifestó que no sabía aún si la provincia adheriría a la ley nacional, o bien la 'adecuaría' a la 'realidad tucumana' y que debía lograr consensos con el bussismo y otros sectores políticos. Nos preocupa que seamos la única provincia argentina que desde 2018 no adhirió a la normativa".

"Nos preocupa y desconfiamos de la 'repentina creatividad y proactividad' de una legislatura que históricamente se ha mostrado reactiva a los derechos humanos de las mujeres tucumanas, que se ha declarado 'pro-vida', que lleva casi 18 años de mora en la adhesión a la ley de salud sexual y procreación responsable, y que no hace ni dos años fue protagonista de un papelón nacional al intentar legislar contra la práctica de ILES (interrupción legal del embarazo), derecho garantizado a las mujeres desde hace casi 100 años", sigue el comunicado.

Ver también: El Ministerio de Seguridad hará una la diplomatura de Perspectiva de Género

"Nos preocupa que en la 'búsqueda de consensos' con sectores políticos como el bussismo que hablan de 'ideología de género' y 'ultra feminismo' cuando se refieren a cumplir con obligaciones convencionales y constitucionales, como lo es la capacitación obligatoria a los 3 poderes del Estado para prevenir y sancionar eficazmente la violencia de género, expresiones que para nosotras no hacen más que desnudar la misoginia que poseen -sigue-. Nos preocupa, porque la falta de capacitaciones en quienes deben llevar adelante las políticas públicas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia, solo se termina traduciendo en más revictimizaciones y violencia institucional hacia las mujeres".

El conjunto de organizaciones que integran el espacio Ni Una Menos Tucumán también sacaron un comunicado: "Queremos expresar nuestra profunda preocupación frente a los dichos públicos del presidente de la Legislatura de la provincia de Tucumán, el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, quien en la noche de ayer durante una entrevista en el programa 'Panorama Tucumano' al ser consultado sobre la posible adhesión de la provincia a la ley nacional Nº 27499 conocida como 'Ley Micaela', manifestó que en Tucumán 'se está viendo si se hace una adhesión o si se adecua a la realidad tucumana' ya que hay que 'consensuar con el Bussismo y los otros sectores políticos'".

"Exigimos que la legislatura provincial salde parte de la deuda que tiene con mujeres, niñas, lesbianas, trans y no binaries, en materia de prevención y erradicación de la violencia de género y para ello entendemos, que debe comenzar con adherir a esta ley nacional sancionada en diciembre de 2018, ya que es la única en todo el país que aún no lo hizo -dice el comunicado-. Exigimos que se adhiera a la ley, de idéntica forma a como lo hicieron el resto de las provincias, ya que no podemos contar con una legislación deficitaria o que reconozca menos derechos que los que ya se han reconocido a nivel nacional".