La Coparticipación aumentó menos que la mitad de la inflación - Mendoza Post
Post: Agencia NPSábado 18 Abr 2020Sábado, 18/04/20 atrás

La parálisis económica que generó el aislamiento por la pandemia del coronavirus hizo estragos en la recaudación de impuestos y en consecuencia en la transferencia de recursos a las provincias y la Ciudad de Buenos Aires por Coparticipación Federal, que en la primera quincena de abril crecieron solamente el 21,9% interanual, menos que la mitad de la inflación en el mismo período.

Los 24 distritos recibieron al 15 de abril un total de $48.302,9 millones, lo que representa una caída del 17,6% en términos reales previendo una inflación del 3,7% para todo el mes, de acuerdo con las proyecciones de la consultora Economía & Regiones.

El derrumbe en las transferencias fue consecuencia directa de la caída de la actividad económica, que impactó de lleno en la recaudación, ya que en condiciones normales tendrían que haber aumentado debido a que en enero se completó el reintegro de 3 puntos porcentuales de la masa de recursos coparticipables que se les detrajo a las provincias para financiar a la ANSES durante 25 años.

La mala performance en la coparticipación afecta profundamente a las provincias, que en su mayor parte dependen de esas transferencias para el mantenimiento cotidiano de la administración pública, entre los que el pago de salarios se destaca entre las prioridades.

Ver además: Cornejo propone declarar la emergencia en el sector hotelero y gastronómico

Esa situación fue planteada en varias oportunidades por los gobernadores al presidente Alberto Fernández y su equipo económico, que intentó atenuar el impacto de la caída real de las transferencias con giros de ATN (Aportes del Tesoro Nacional) y el compromiso de una suma especial de $120.000 millones, cuya forma de distribución por el momento no fue especificada.

E&R proyectó para todo abril una leve mejora que llevaría al incremento nominal interanual al 27,5%, con una pérdida en términos reales del 14,2%, que no modificaría el panorama en lo sustancial.

Las posibilidades de una recuperación del mayo están supeditadas a la continuidad o no del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio y a las excepciones de actividades que se habiliten de ahora en más, algo que podría incidir en una interrupción de la caída de los ingresos tributarios.

Como es habitual, la evolución de las transferencias a los 24 distritos no se dio de manera homogénea, debido a la existencia de compensaciones diferenciadas en el Consenso Fiscal de 2017, la no adhesión de La Pampa y San Luis a ese acuerdo y el fallo de la Corte Suprema de 2015 en favor de Córdoba, San Luis y Santa Fe.

En consecuencia, la provincia más beneficiada fue Corrientes, al recibir 3,8% más de recursos coparticipables.

La provincia de Buenos Aires recibió un aumento del 22,9%, a pesar de la menor actualización de la transferencia por Compensación del Consenso Fiscal 2017, por el que recibiera $1.795,9 millones en la primera quincena de abril de 2019, frente a $2.159,9 millones en abril 2020, dando una actualización interanual del 20,2% frente al 36% de las restantes provincias.

Por su parte, la Ciudad de Buenos Aires fue la jurisdicción más perjudicada, percibiendo 14,4% más respecto a la misma quincena de 2019, en medio de la tensión con la Nación por el propósito de esta de reducir la alícuota de 3,5% que recibe el distrito.

Dentro de las jurisdicciones de menor crecimiento, se encuentran Córdoba (+19,9%), Santa Fe (+20,1%) y San Luis (+18,7%) dado que reciben en forma plena la desafectación de recursos coparticipables de la ANSeS y AFIP (excepto Córdoba) desde fines de 2015, a raíz del fallo de la Corte Suprema de Justicia.

Mendoza, complicada entre la cuarentena y la coparticipación

Como proyección para todo el mes, E&R indicó que "todas las provincias tendrían caídas en términos reales, afectadas por la performance real de la recaudación nacional, en particular IVA, Ganancias y Combustibles, principales impuestos coparticipados".

"Habiendo mucha incertidumbre en cuanto a cómo se va a reactivar la economía a partir del 27 de abril, es de esperar que la recaudación de mayo y las transferencias automáticas se mantengan en la misma tendencia que marzo y abril, afectadas por la caída del consumo interno a raíz de la cuarentena y el aislamiento decretado por el Gobierno Nacional, con el objeto de minimizar el contagio del COVID-19", finalizó la consultora.