La titular del FMI explicó cómo el coronavirus afecta la economía mundial - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 5 Mar 2020

Este jueves, Kristalina Georgieva sorprendió a propios y ajenos al publicar en el blog oficial del Fondo Monetario Internacional una nota titulada "Impacto potencial de la epidemia de coronavirus: lo que sabemos y lo que podemos hacer".

Allí, la titular del organismo advierte que "todos reconocemos que la situación con la propagación del coronavirus es muy grave y podría empeorar. Esto nos afecta a todos".

A su vez, refiere a "lo que sabemos y lo que aún no sabemos sobre el coronavirus y luego cómo la comunidad global puede apoyar a los afectados por esta crisis de manera efectiva y coordinada".

"Sabemos que la enfermedad se está extendiendo rápidamente"

Georgieva puntualiza en su nota: "Sabemos que la enfermedad se está extendiendo rápidamente. Con más de un tercio de nuestros miembros afectados directamente, esto ya no es un problema regional, es un problema global que requiere una respuesta global. También sabemos que eventualmente se retirará, pero no sabemos qué tan rápido sucederá esto".

En tal sentido, la titular del FMI sostiene que "sabemos que este shock es algo inusual ya que afecta elementos significativos tanto de la oferta como de la demanda". Y detalla:

-El suministro se verá afectado debido a la morbilidad y la mortalidad, pero también a los esfuerzos de contención que restringen la movilidad y los mayores costos de hacer negocios debido a las cadenas de suministro restringidas y al endurecimiento del crédito.

-La demanda también disminuirá debido a una mayor incertidumbre, un mayor comportamiento de precaución, esfuerzos de contención y el aumento de los costos financieros que reducen la capacidad de gastar.

-Estos efectos se extenderán a través de las fronteras.

Georgieva habla de "manejar la incertidumbre"

Para Georgieva, "la experiencia sugiere que aproximadamente un tercio de las pérdidas económicas causadas por la enfermedad serán costos directos: por pérdida de vidas, cierre de lugares de trabajo y cuarentenas. Los dos tercios restantes serán indirectos, lo que reflejará una reducción en la confianza del consumidor y el comportamiento comercial y un ajuste en los mercados financieros".

La buena noticia, para la titular del FMI, es que "los sistemas financieros son más resistentes que antes de la crisis financiera mundial. Sin embargo, nuestro mayor desafío en este momento es manejar la incertidumbre".

Para Georgieva, "bajo cualquier escenario, el crecimiento global en 2020 caerá por debajo del nivel del año pasado. Cuán lejos caerá, y por cuánto tiempo, es difícil de predecir y dependerá de la epidemia, pero también de la puntualidad y efectividad de nuestras acciones. Esto es particularmente difícil para los países con sistemas de salud y capacidad de respuesta más débiles, que requieren un mecanismo de coordinación global para acelerar la recuperación de la demanda y la oferta".

¿Cómo responder a nivel de país? La titular del Fondo lo dice de la siguiente manera: "La prioridad número uno en términos de respuesta fiscal es garantizar gastos de primera línea relacionados con la salud para proteger el bienestar de las personas, cuidar a los enfermos y frenar la propagación del virus. No puedo enfatizar lo suficiente la urgencia de intensificar las medidas relacionadas con la salud, y la necesidad de garantizar la producción de suministros médicos para que el suministro esté a la par con la demanda".

Goergieva propone ayudar a los países miembros del FMI

En segundo lugar, para la mujer "se pueden requerir acciones de política macrofinanciera para abordar los choques de oferta y demanda que mencioné anteriormente. El objetivo debe ser acciones "sin arrepentimiento" que acorten y suavicen el impacto económico. Deben ser oportunos y dirigidos a los sectores, empresas y hogares más afectados".

En el mismo marco, "un debilitamiento generalizado de la demanda a través de la confianza y los canales indirectos, incluidos el comercio y el turismo, los precios de los productos básicos y las condiciones financieras más estrictas, exigiría una respuesta política adicional para respaldar la demanda y garantizar un suministro adecuado de crédito".

Tercero, para Georgieva "también se necesitará una liquidez adecuada para compensar los riesgos de estabilidad financiera. En resumen, la situación está evolucionando rápidamente y deberíamos estar listos para proporcionar una respuesta más contundente y coordinada si las condiciones lo requieren. En este sentido, acojo con beneplácito la declaración del G7 de ayer de que están listos para cooperar más en medidas oportunas y efectivas".

¿Cómo puede ayudar el fondo? La experta lo dice de la siguiente manera: "Por nuestra parte, el Fondo está listo para ayudar a sus miembros. El FMI está poniendo a disposición alrededor de $ 50 mil millones a través de sus facilidades de financiamiento de emergencia de rápido desembolso para países de bajos ingresos y mercados emergentes que podrían buscar apoyo. De estos, $ 10 mil millones están disponibles a cero interés para los miembros más pobres a través de la Línea de Crédito Rápido".

Y añade: "Hay muchos miembros en riesgo, incluidos aquellos con sistemas de salud débiles, espacio político inadecuado, exportadores de productos básicos expuestos a choques en los términos de intercambio y otros que son particularmente vulnerables a los efectos indirectos".

El FMI contra el coronavirus

En otro orden de cosas, Goergieva aseveró: "Estoy particularmente preocupada por nuestros miembros de bajos ingresos y más vulnerables: estos países pueden ver que las necesidades de financiamiento aumentan rápidamente a medida que aumenta el costo económico y humano del virus. Nuestro personal está trabajando actualmente en la identificación de países vulnerables y en la estimación de posibles necesidades de financiamiento en caso de que la situación se deteriore aún más".

"El Fondo tiene recursos disponibles para apoyar a los miembros", explicó la mujer, y detalló: "Gracias a la generosidad de nuestros accionistas, tenemos alrededor de $ 1 billón en capacidad de préstamo general. Para los países de bajos ingresos, tenemos un financiamiento de emergencia de desembolso rápido de hasta $ 10 mil millones (50 por ciento de la cuota de miembros elegibles) al que se puede acceder sin un programa completo del FMI".

Y culmina: "Otros miembros pueden acceder al financiamiento de emergencia a través del Instrumento de financiamiento rápido. Esta instalación podría proporcionar alrededor de $ 40 mil millones para los mercados emergentes que potencialmente podrían acercarse a nosotros para obtener apoyo financiero. También contamos con el Fideicomiso de Contención y Alivio para Catástrofes, el CCRT, que brinda a los países elegibles subvenciones iniciales para el alivio del servicio de la deuda del FMI que vence. El CCRT demostró ser efectivo durante el brote de ébola de 2014, pero ahora está subfinanciado con poco más de $ 200 millones disponibles contra posibles necesidades de más de $ 1 mil millones. Hice un llamamiento a los países miembros para ayudar a garantizar que esta instalación esté completamente recargada y lista para la crisis actual".

Esta nota habla de: