Familiares y víctimas del Próvolo aplaudieron a los fiscales - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 25 Nov 2019Lunes, 25/11/19 atrás

"Estamos conforme con la sentencia", dijo uno de los fiscales del caso Próvolo, Gustavo Stroppiana, a la prensa con lágrimas en los ojos en los pasillos de los tribunales mendocinos y ante un aplauso cerrado de los familiares y víctimas por abusos del Instituto ubicado en la localidad mendocina de Luján de Cuyo.

Una vez que se leyó la sentencia a los curas Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59) y al jardinero Armando Gómez (49), el fiscal caminó unos metros por el pasillo de los Tribunales y allí fue recibido con un aplauso cerrado por parte de los familiares y víctimas del Próvolo.

Visiblemente emocionado por el recibimiento y con lágrimas en los ojos, Stroppiana dijo: "En lo personal es muy difícil de extraerse de lo emocional porque es una causa muy difícil, con hechos muy cruentos y muchas víctimas, y al llegar a esta instancia sentimos cierta satisfacción porque se pudieron dar a luz estos hechos que estaban hace diez años olvidados o silenciados ".

Sobre la condena agregó sentirse "muy satisfechos, y vamos a seguir trabajando porque tenemos dos causas pendientes que hay que investigar y discutirlas en un debate, y eso será para el año que viene".

Ver: El Arzobispado de Mendoza se solidarizó con las víctimas del Próvolo

Sobre el comienzo de la causa, el fiscal recordó que tenían "una hipótesis de investigación que se fue confirmando a lo largo de estos años en los que reunimos las pruebas. Y hoy pudimos acreditar sentencia en el Tribunal", concluyó el funcionario judicial.

Por su parte, un familiar de víctimas del Próvolo, en dialogo con la prensa, compartió sus sensaciones en las escalinatas de los tribunales provinciales:  "Hoy terminó una primera parte, luego viene una segunda con la monja Kosaka Kumiko y luego con la representante legal Graciela Pascual".

Ver: Próvolo: cinco testimonios del horror

Distintas agrupaciones y organizaciones siguieron la jornada de la sentencia, como el colectivo de los sobrevivientes de abuso eclesiástico del Próvolo en La Plata y la vocera de los sobrevivientes de abuso eclesiástico de Chile, quienes desde muy temprano estuvieron con los familiares y víctimas de Mendoza.

La investigación judicial se dividió en tres causas, la principal -que culminó hoy- con la sentencia de los curas Corbacho, Corradi y el ex jardinero Gómez, que contó con cerca de una docena de acusados entre "autores materiales, partícipes y encubridores" de distintos delitos sexuales.

Entre ellos está la monja japonesa Kosaka Kumiko, acusada de haber participado en vejámenes en el Instituto, y otra causa que involucra a la ex directora Graciela Pascual y la monja Asunción Martínez, entre otros directivos, por "omisión", investigaciones que se espera lleguen pronto a otro juicio.