La suba del dólar, ¿cómo afecta a los alquileres en Mendoza? - Mendoza Post
Viernes 23 Ago 2019Viernes, 23/08/19 atrás
porMatías Sosa
Periodista

La estrepitosa suba del dólar luego de las PASO movió los tableros sociales y económicos del país. La cotización, que pasó de $45 a $60 y opera actualmente en $57, obligó al Gobierno a recurrir a medidas para contener la devaluación.

En este contexto, y en Mendoza, ¿qué pasa con los precios de los alquileres luego de la devaluación? Desde el sector indicaron que no se ajustará por lo ocurrido con el dólar en las últimas semanas.

"No se ha aumentado los valores de los alquileres. Siguen con el mismo valor y respecto de la finalización de los contratos se sigue haciendo lo mismo desde hace un año: se ajusta con el 30% y después se calcula con un incremento de 12% semestral o 30% anual según el acuerdo que lleguen los inquilinos con los propietarios", le dijo al POST Marcelo Miranda, de Inmobiliaria Miranda.

La devaluación no afectó las negociaciones.

Estanislao Puelles Milan, el presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Mendoza, afirmó que la situación económica "no va a tener consecuencias en lo inmediato. Quizás el año que viene se reacomoden los contratos nuevos porque los que ya están firmados hay que respetarlos".

"No creo que este año haya grandes movimientos en los valores. Hay que esperar a que se cierren paritarias y la actualización salarial, luego sacamos un promedio entre inflación y salarios. Si se estaba pensando una actualización anual de 30% para el año que viene, quizás aumente hasta cinco puntos", agregó.

Miranda explicó que "lo ideal es ajustar los precios por inflación, pero el problema es que los valores de los alquileres ya no tienen un cálculo de rentabilidad como años atrás, que era de 0,05%. Ahora muchos no llegan ni al 0,02%".

Los expertos manifestaron que no habrá aumentos.

"Por más que la teoría de los alquileres dice que un alquiler debe ser un 1% del valor del mercado de la propiedad, eso en Argentina hace años no pasa. Analizamos el mercado", detalló Miguel Ahumada, de Ahumada Inmobiliaria.

También afirmó que no hubo aumentos y precisó que "cuando se producen estas devaluaciones el poder adquisitivo de la gente baja. Se estima que las personas no van a poder pagar alquileres más altos. Nuestro criterio ha sido mantener los mismos valores, inclusive promover facilidades de pagar".

Renegociar, la palabra mágica

¿Qué pasa con los inquilinos que les cuesta pagar y han manifestado que se le hace imposible hacerlo? ¿Qué se hace en ese caso? 

"Tenemos dos posibilidades: la primera, si es un inquilino que tenemos desde hace tiempo y ha sido intachable, lo defendemos y nos sentamos con el propietario y negociamos", contó Miranda.

Ver:  Piden al Gobierno congelar los precios de los alquileres

También indicó que si han sido prolijos y se atrasan en pagar, se los espera y no se le cobra interés. "No hubo muchos casos. Este mes algunos, que nunca se demoraron, se han demorado en pagar porque les han trasladado hacia más adelante la fecha de cobro de sus sueldos".

Ser un "buen inquilino" es importante para renegociar.

"La segunda posibilidad es que si fueron inquilinos que han sido terribles, les decimos que tienen que rescindir el contrato porque el dueño no está conforme y no quiere renovar", agregó.

A su vez, Ahumada manifestó: "Cada vez que se renueva hablamos con el propietario, con el inquilino, vemos si los valores son razonables, si es posible pagar y vemos qué facilidades se les pueden dar porque nos interesa a todos mantener a un inquilino cumplidor".

Qué pasa con las ventas

"Las operaciones que se han cerrado entre la semana pasada y esta, en pesos, se actualizaron los precios a la alza", contó Puelles Milan.

"En las propiedades en dólares se renegociaron los términos y algunas que se cerraron 15% por debajo. Otra cosa que se hizo fue pactar un dólar promedio entre los $45y los $57 para mantener el valor de la propiedad", explicó.

Las ventas están estancadas. En Mendoza surgió la modalidad de "dolarizar los precios".

Ahumada dijo que "la respuesta que el mercado dio a la devaluación de 2018 fue dolarizar los precios, que antes en Mendoza no existía. Esto se empezó a hacer para mantener un valor constante".  

"La devaluación fue de 100% y el efecto de los valores en dólares fue una diminución de 20%. Por ejemplo, si una propiedad estaba en 100 mil dólares y no se vendió, se bajó a 80 mil dólares para concretar la operación", agregó.

Dólar a $60: inflación y aumentos. Por ahora, los alquileres resisten.