El clásico arroz con leche: fácil, rico, ¡y barato! - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 12 Feb 2021

El arroz con leche es un verdadero clásico de los hogares de Argentina y otros países de América Latina, a pesar de que los historiadores apuntan a que tiene origen en Asia.

Es una receta de la gastronomía más tradicional. Un postre fácil de hacer, barato y muy nutritivo, con las proteínas de la leche y los hidratos de carbono. Se realiza cocinando lentamente el arroz en leche con azúcar y se sirve frío o caliente.

Es, también, uno de los preferidos por los más chicos. Y si bien es muy sencillo prepararlo, es importante prestar atención a las cantidades y sus proporciones para que quede "a punto". Una receta que no te puede faltar y que no te vas a cansar de preparar, ya que es un postre que nunca pasa de moda. 

Ingredientes para 4 personas

-100g de arroz redondo

-1 litro de leche entera

-1 trozo de cáscara de limón y de naranja

Ver también: Antojo sin culpa: tiramisú bajo en calorías, rico y saludable

-1 rama de canela

-canela en polvo

-70g de azúcar

-10g de manteca

Preparación

1.- En una olla ponemos la leche, el arroz, la cáscara y la rama de canela. Calentamos a fuego medio mientras no dejamos de remover.

2.- Cuando esté caliente, pero que no llegue a ebullición (la leche pasados los 95-100ºC se quema y tiene un gusto muy desagradable), dejamos cocer. Removemos cada cinco minutos, para asegurarnos que el arroz con leche no se pegue y para liberar el almidón. Así nos quedará más cremoso.

Ver también: Pepas de membrillo, una receta súper fácil que no te puede faltar

3.- Pasados unos 45 minutos, cuando el grano esté casi hecho -recordá remover cada 5 minutos- añadimos el azúcar. Dejamos cocinar 10 minutos más, hasta que el arroz, ahora sí, esté bien blando.

4.- Apagamos el fuego y añadimos la manteca. Quitamos las cáscaras y la canela en rama y mezclamos bien. Dejamos templar. Seguimos mezclando de vez en cuando mientras lo dejamos templar, para que no salga costra por la superficie.

5.- Cuando haya templado algo, ponemos el arroz con leche en moldes individuales. Se puede decorar con un trocito de la rama de canela que usaste para infusionar. Espolvoreamos encima un poco de canela molida, para darle el toque final.

Esta nota habla de: