La dieta de la avena para bajar de peso, paso a paso

La avena contiene carbohidratos de absorción lenta. Cómo incluirla los cinco días de la semana para ver resultados.

La dieta de la avena para bajar de peso, paso a paso

Por: Mendoza PostDomingo 24 Abr 2022

La avena es uno de los superalimentos que se ha convertido en indispensable en los menús diarios, gracias a sus muchas propiedades. La dieta de la avena, un plan de alimentación basada en este alimento, está diseñada para hacer perder peso de manera rápida. De hecho, se afirma que siguiendo esta dieta se puede llegar a perder hasta cinco kilos en cinco días.

Por supuesto, se recomienda acompañar esta rutina alimenticia con otros hábitos saludables, como hacer ejercicio, beber mucha agua, eliminar las bebidas alcohólicas y los snacks poco saludables. 

Bajar de peso es sencillo siempre y cuando se respeten estos requisitos que no pueden faltar. Es decir, no se puede depender solo de un factor, como puede ser la avena, cualquier tipo de alimentación o el ejercicio físico. Desde la nutrición siempre se recomienda hacer una consulta antes de encarar una dieta de cualquier tipo. Sin embargo, es útil conocer la dieta de la avena como una herramienta para tener a mano.

Ver: La falta de Vitamina D puede traer graves inconvenientes a la salud

Los cinco días de la dieta de la avena

A continuación, la dieta de los cinco días que incluye avena. Como publicó el sitio El Universo, se recomienda acompañarla con buenos hábitos, tanto en lo alimenticio como en lo deportivo.

Día 1

-Desayuno: Tres cucharadas de avena con leche y 4 fresas.

-A media mañana: Una pieza de fruta o una taza de té.

-Comida: Tres cucharadas de avena con agua o leche. Ensalada mixta con tomate, brócoli, espárrago, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana con dos cucharadas de queso fresco.

-Merienda: Una fruta o taza de té.

-Cena: Tres cucharadas de avena con agua o leche. Dos zanahorias peladas y aderezadas con aceite de oliva. Una manzana cocinada al horno con canela y dos cucharadas de queso fresco.

Las galletas de avena siempre son una buena opción para incluir este alimento de forma rica.

Día 2

-Desayuno: Tres cucharadas de avena con leche, un plátano o manzana, una taza de café o té sin azúcar.

-A media mañana: Seis fresas o una taza de caldo de verduras.

-Comida: Tres cucharadas de avena con agua o leche. Ensalada de tomate, brócoli, lechuga, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana asada con una cucharada de yogur.

-Merienda: Una fruta o una taza de té.

-Cena: Tres cucharadas de avena con agua o leche, una ensalada con espárragos, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana en compota con dos cucharadas de queso fresco y un yogur.

Ver: Tartas de masa casera en un minuto y con rellenos únicos

Día 3

-Desayuno: Tres cucharadas de avena con leche desnatada, seis fresas.

-A media mañana: Una taza de café sin azúcar.

-Comida: Tres cucharadas de avena con agua o leche. Ensalada con tomate, lechuga y espárragos.

-Merienda: Una fruta o una taza de té.

-Cena: Tres cucharadas de avena con agua o leche, Ensalada con espinacas, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana con dos cucharadas de queso.

Además de comer avena, recomiendan consumir mucha agua y hacer ejercicio físico para maximizar los efectos.

Día 4

-Desayuno: Tres cucharadas de avena con leche desnatada; ensalada de frutas con 6 fresas y un plátano.

-A media mañana: Seis fresas y una taza de caldo de verduras.

-Comida: Tres cucharadas de avena en agua o leche; ensalada de verduras con judías verdes, cebolla. Una manzana y 12 avellanas.

-Merienda: Una fruta y una taza de té.

-Cena: Tres cucharadas de avena con agua o leche; ensalada de una taza de guisantes verdes y una taza espinacas. Una manzana con 2 cucharadas de queso fresco descremado.

Ver: ¿Cuál es el aminoácido que combate el estrés y genera felicidad?

Día 5

-Desayuno: Tres cucharadas de avena con leche. Una naranja, seis fresas.

-A media mañana: Seis fresas o una taza de caldo de verduras.

-Comida: Tres cucharadas de avena con agua o leche. Ensalada con guisantes, brócoli y lechuga. Una manzana.

-Merienda: Una fruta o una taza de té.

-Cena: Tres cucharadas de avena con agua o leche desnatada. Ensalada con puerros, apios, lechuga, aceite de oliva y una pizca de sal. Manzana en compota con yogur.

Esta nota habla de: