Por Emanuel Tristán
Con el inicio de la cuarentena estricta, en marzo del 2020, proliferaron los negocios de frutas, verduras y afines que se animaron a nacer en un contexto muy complicado y que, gracias a diferentes herramientas como el delivery y los pagos electrónicos, nunca dejaron de crecer.