Videos polémicos: baile sin distanciamiento en Quinta Las Rosas - Mendoza Post
Domingo 1 Nov 2020
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Un evento en Quinta Las Rosas, de Guayamllén, quedó en medio de una polémica. El lugar organizó un sunset musical con la participación de DJs. Se realizó la venta anticipada a través de pagos electrónicos y este sábado concurrió un grupo de personas a escuchar música. Sin embargo, algunos de los asistentes se levantaron de las mesas, se pusieron a bailar sin barbijo y sin distanciamiento (foto ilustrativa). Uno de los propietarios del salón aseguró que hacían sentar a las personas que violaban las restricciones sanitarias y que los inspectores municipales los felicitaron por el orden que reinó en el lugar. Sin embargo, algunos presentes que sí se quedaron en sus mesas sentados se quejaron porque otros hacían lo que querían y no eran instados a cumplir con las normas de salud para esta pandemia.

El evento fue promocionado a través de las redes sociales y el pago se hacía a través un servicio de billetera electrónica. El menú, para disfrutar la tarde y noche (de 17 a 23), costaba 3.000 pesos y debía ser abonado por anticipado. Debido a que la Municipalidad de Guaymallén habilitó a los salones de fiestas como locales gastronómicos, para que le puedan hacer frente a la crisis, Quinta Las Rosas realizó este sunset a modo de inauguración con DJs.

En el horario no se excedieron ni los asistentes ni los responsables del lugar. Sin embargo, mientras los DJs ponían música, muchos de los presentes se pararon y comenzaron a bailar, mientras otros, como se puede ver en los videos, se quedaban en sus mesas cumpliendo las normas sanitarias.

Ver: Denunciaron una fiesta clandestina en un lujoso edificio de Godoy Cruz

Esto generó polémica porque quienes decidieron ir para pasar un momento agradable con los cuidados necesarios advirtieron que otros no estaban en la misma sintonía. Por ello, registraron con sus teléfonos celulares la situación y comenzaron a publicarlas en las redes sociales.

Según Willy, quien se identificó como uno de los dueños pero no dio su apellido, en diálogo con el POST aseguró que no era una fiesta aunque reconoció que la gente está muy cansada del encierro y comenzó a bailar, pero siempre muy distanciados. Agregó que les pedían que volvieran a sus lugares y esto se cumplía.

Ver: Mendoza pasó el peor mes de la pandemia con 21.292 casos

Esta versión choca con la mencionada por los asistentes, que se mantenían bailando sin distanciamiento. Willy aseguró que los inspectores de la comuna fueron cuatro veces al predio y no encontraron ninguna irregularidad. Sostuvo que, por el contrario, recibieron felicitaciones por la organización.

De todos modos, los videos muestran una situación en donde las normas sanitarias no se están cumpliendo entre algunos clientes. En ese sentido, si el distanciamiento exigido en los decretos provinciales no se cumple, la responsabilidad es del negocio aunque sean los asistentes quienes, como en este caso, bailan muy cerca. 

Esta nota habla de: