La vuelta a clases será la gran prueba de la educación familiar - Mendoza Post
Martes 9 Feb 2021
porAna Montes de Oca
Periodista

Mañana vuelven a la escuela los chicos con "trayectorias débiles" en el sistema educativo, es decir, aquellos que el año pasado no pudieron cumplir los mínimos objetivos planteados para la educación no presencial.  Es, además, una prueba para ver cómo van a funcionar los protocolos sanitarios, pero también es una prueba para las familias. 

Es que el regreso a clases de este año estará marcado por la educación que los chicos recibieron en sus casas sobre una materia que, en las últimas décadas, ha caído en picada: el respeto.

Más allá de los protocolos sanitarios que establezca la DGE, todos sabemos que la vuelta a clases va a ser un caos si los chicos y jóvenes no internalizaron que van a tener que cambiar todas las costumbres que tenían y, sobre todo, el anarquismo con el que se manejaban dentro y fuera del colegio.

Convengamos que las peleas entre alumnos ya no eran algo inusual y hasta se escupían entre ellos. 

No era raro ver peleas a la salida de la escuela

El año pasado, la educación oficial y sobre todo la pública, mostró no poder adecuarse a cambios rotundos. En todos los países hubo problemas para educar "a distancia", tanto por parte del sistema educactivo como por las familias: lo cierto es que nadie se adecuó y por eso se pide a gritos que se vuelva a la presencialidad. 

Thomas insiste en que no es necesaria la vacunación para volver a clases

Pero la educación del respeto a las normas, al otro, a la autoridad del docente o el directivo e incluso el respeto hacia uno mismo pasa por la familia. ¿Habrán aprendido los chicos a respetar la distancia, a no compartir vasos, cigarrillos, porros, a no estornudar en la cara del otro?

¿Habrán aprendido que el alcohol en gel no es para jugar sino para cuidarse? ¿Habrán aprendido que el jabón, las toallas de papel y el papel higiénico tienen que usarse con cuidado y no malgastarse?

Será una verdadera sorpresa de las buenas si, cuando los chicos vuelvan a clases, muestren que son mucho más educados de lo que generalmente se los juzga. Entonces tendremos esperanzas. 

Marcharán en 100 ciudades por las clases presenciales

Esta nota habla de: