El Gobierno estudia cómo aumentar su aporte para salvar a la OSEP

Mientras las quejas de los estatales aumentan por la caída de la atención sanitaria ya hay un proyecto de ley de los gremios y una gestión para buscar los fondos para que el Ejecutivo pueda aportar 2% más por afiliado.

El Gobierno estudia cómo aumentar su aporte para salvar a la OSEP

Jueves 12 May 2022 15 días atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Una sucesión de situaciones de falta de atención sanitaria que sufren los agentes estatales y sus familias se hizo sentir ayer martes 11 en la puerta de la Legislatura de Mendoza. Fue la antesala para que el SUTE, el sindicato docente, presentara el proyecto de ley para sanear a la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP). 

De las tres medidas que fija esa iniciativa que ahora se encuentra en el inicio del circuito de estudio legislativo, es clave la que define lo siguiente: "La modificación del art. 24 de la ley 4.373 para aumentar en un 2% los aportes patronales realizados por el Estado provincial con el fin de fortalecer el esquema de ingresos/egresos corrientes de la OSEP para así evitar crisis futuras". 

El mensaje de los gremios estatales llegó hasta las bancas de los diputados que estaban sesionando, esto es simultáneo a las tratativas que el titular de la obra social, Carlos Funes mantiene con el ministro de Hacienda, Víctor Fayad. El déficit hay que revertirlo y a ese lugar se conduce el Gobierno calculando que puede sumar 2 por ciento más su participación en el aporte que hace por afiliado. 

Suarez criticó el "Plan Platita" por la pobreza en Mendoza

Ingresos cortos, demanda larga

La titular del SUTE le entrega una copia del proyecto al legislador radical Diego Costarelli.

Actualmente cada persona que trabaja para el Estado mendocino aporta 24 por ciento de sus haberes para el sostenimiento de la OSEP. De ese proporción cada afiliado aporta el 12 por ciento y la otra mitad el Gobierno como cuotaparte patronal. Se estima que ese aporte podría llegar a 14 por ciento, coincidentemente con lo que piden los gremios. 

Hay dos interrogantes que flotan en el ambiente oficial: ¿De dónde se redireccionarán los fondos? y ¿alcanzarán estas partidas para sostener a la OSEP hasta 2023?  Veamos los escenarios previos a la decisión.

El domingo 1, luego de la Asamblea Legislativa, el gobernador Rodolfo Suarez detalló que se hace "un gran esfuerzo por mantener la obra social de los empleados públicos, sobre todo teniendo en cuenta que en la prestación de estos servicios es donde más impacta la inflación". En este sentido, expresó que lo que más aumenta son los medicamentos y que no tiene la intención de trasladar estos costos a la alícuota.  

Funes describió que se está buscando el equilibrio financiero sobre la realidad de que "de los 396 mil afiliados aportan 179 mil que son los empleados públicos el resto son familiares de estos".  El funcionario remarcó al POST este cálculo: "si tomamos los aportes de los afiliados y lo dividimos por 396 mil que es total de ellos, y lo dividimos por los 12 meses nos da que la OSEP recibe per cápita 5.100 pesos por mes que es el tercio de lo que recibe cualquier prepaga". 

El SUTE y los demás gremios lograron el cometido de instalar la preocupante situación de la mutual con esta iniciativa parlamentaria.

Dónde está el problema 

Quien más resistió el proyecto de ley salido de la intersindical estatal fue el jefe del interbloque de diputaos de Cambia Mendoza, Diego Costarelli, acólito político de Alfredo Cornejo.  Sin sugerir una salida al problema financiero de entidad de salud, el legislador oficialista se ocupó de cuetionar la propuesta gremial.

"Es totalmente inviable, es un proyecto que no resuelve nada, y que además plantea una auditoría del Tribunal de Cuentas y otra privada (contratar a una empresa para que la haga) hasta 31 de diciembre ¿pasadas las auditorías qué hacemos con la ley? Los problemas de OSEP se relacionan con los costos en la industria farmacéutica y la fuerte inflación que afecta a los mismos llevándose el 38  por ciento de los recursos de la obra social no se trata de una mala administración.Además plantea la creación de una comisión bicameral con representantes de los gremios, algo que lejos de resolver el problema lo haría aún más grave, no nos tenemos que olvidar del fuerte proceso inflacionario que hay en la argentina y que distorsiona todo el sistema de precios, ahí está el principal problema", argumentó el parlamentario.