Dólar hoy: tensión, y Macri al límite - Mendoza Post
Dólar hoy: tensión, y Macri al límite

La crisis de confianza. El dólar sin techo. Reuniones urgentes en Olivos. Qué hará la UCR como socio de Cambiemos.

Dólar hoy: tensión, y Macri al límite

Jueves 30 Ago 2018
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Este miércoles por la mañana, con el dólar a 31,30 para la compra -hace apenas 24 horas- un importante empresario mendocino había cerrado una operación en dólares para una obra, con un cliente extranjero. La AFIP autorizó a facturar el monto correspondiente, con ese precio del dólar. Abrieron los bancos en Buenos Aires, y el empresario mendocino perdió en pocas el 10 % de lo facturado, para comparar los materiales. Desesperado, intentaría más tarde negociar con su cliente con el dólar ya a 34,70 pesos. En Mendoza, la cotización superaría los 36 pesos. Mientras todo esto ocurría, en Buenos Aires se apiñaban reuniones febriles de análisis de la escalada. El Círculo Rojo está furioso con Mauricio Macri, y sus integrantes intentan monitorear la crisis de confianza en medio del desconcierto.

"Hace falta un ministro de Economía" había disparado Alfonso Prat Gay, en alusión a la crisis, el día anterior a la corrida de ayer. Ácido, pero certero. El problema es que cualquier movida política podría ser devorada en pocas horas, por la trepada de un dólar cuyo techo nadie se anima a pronosticar. Hasta que la base monetaria quede estirada como una tela elástica tironeada entre dos perros furiosos.

Los propios funcionarios de Macri están dominados por la incertidumbre. Incluso en las primeras líneas, cuyos integrantes intercambiaban ayer a la tarde mensajes urgentes con la "mesa chica" que reunió el presidente en Olivos, tratando de conseguir información.

En medio de la crisis, hay peleas en el gabinete nacional. Un funcionario con despacho cercano al de Macri opinó que nadie había cuidado al presidente. "Nadie habla con el mercado. Jugamos a Mauricio para que anuncie el anticipo de los fondos del FMI. Es plata para que incluso el próximo presidente en 2020 tenga para afrontar la deuda y alejar la desconfianza. Abrieron los bancos, y nos pusieron un "planchazo". Dólar a 35 pesos. Esto debió hacerse así: hacés la lista de los personajes clave, y la repartís. Tomá Nico, tomá Rogelio, tomá Ernesto, tomá 'Toto', y a llamar, para anticiparnos y pedir medio día de calma..." reflexionó el hombre desde la Casa Rosada.

Jefe de Gabinete Marcos Peña, y Nicolás Dujovne.

Las internas por la supervivencia habían tomado fuerza por la mañana. Luego, los "marcospeñistas" empezaron a llamar contactos para avisar "Marcos está más fuerte que nunca", cuando el BCRA ya había licitado 300 millones de la divisa norteamericana.

La crisis es económica, pero también es política. Macri se jugó a sí mismo en un mensaje que lució apresurado y desprolijo. Nadie lo escuchó. Y corrieron fuertes especulaciones respecto de un cambio de gabinete. Desde adentro mismo del gobierno señalaban al POST. "Hoy, el único que puede dar imagen de gestión y de solvencia para conducir la crisis es Horacio Rodríguez Larreta. El problema es que no quiere saber nada con integrarse al gobierno..." dijo un funcionario.

La política también circula con más intuición que información. Los aliados de Cambiemos tomaron diversos caminos ayer. Elisa Carrió publicó uno de sus posteos épicos en la red social Twitter. Denuncia un golpe de mercado y trata de ladrones a quienes compraron dólares. Lo mismo que hacía Cristina, años atrás:

Los radicales eligieron la prudencia. El gobernador Alfredo Cornejo es además el presidente del Comité Nacional de la UCR, socio principal de Cambiemos. Desde el entorno del mandatario enviaron este mensaje: "...nosotros no vamos a ser la chispa que incendie el prado..." Cornejo y el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey hablarán hoy en el Council of the Americas. También hablarán empresarios, Marcos Peña, Rogelio Frigerio, y otros. Los discursos de Urtubey y Cornejo son muy esperados por los hombres de negocios. Quieren saber qué piensa "la política" de lo que ocurre en el gobierno.

En el medio de una tarde de incendio, el Ministerio de Trabajo de la Nación publicó las cifras de empleo de junio. En el primer semestre, la Argentina perdió 106.000 empleos registrados respecto de 2017, año en que se habían ganado 44.000 comparado con 2016.

El humor es el peor. "No hay mucho ánimo de hacer grandes cambios. Mauricio no es muy afecto a eso... la verdad, estamos jugados" confesó un radical con despacho en la Casa Rosada. "No creo que haya un cambio de estrategia" aseguró, en medio de la misma sensación de incertidumbre que invade a todos.

El gobierno intentó calma, a través del propio Nicolás Dujovne, quien reafirmó el camino de ajuste fiscal, y de unos pocos voceros más. Una campaña que empezó a viralizarse anoche decía "Yo lo banco", con una foto de Macri. Fue originada en usinas del PRO.

Otra fuente dejó trascender el enojo del oficialismo con el presidente del bloque del PJ en el Senado, Miguel Pichetto. "Se está ofreciendo en todos lados para ser el Michel Temer de la Argentina" dijo el informante a este diario, en referencia al presidente de Brasil, quien reemplazó en su momento a la desplazada Dilma Rousseff. Dilma dejó el poder -destituida- hace exactamente dos años.

El problema que hay, cuenta un vocero del gobierno, es que en el oficialismo no cuentan hoy con un hombre "tranquilizador" para enderezar la economía, lo que por otra parte no es sencillo. Tres veces en la historia reciente se lograron períodos de estabilidad y crecimiento, y con hombres fuertes y muy dotados técnicamente en el ministerio de Hacienda, para dar "tranquilidad" al país, y al exterior respecto de la Argentina. El Plan Austral de Juan Vital Sourrouille en 1985, durante el gobierno de Alfonsín, la Convertibilidad de Domingo Cavallo en 1991 (Gobierno de Menem) y luego del "crash" de fines de 2001 con una devaluación brutal, y un ajuste de la economía que llevó la pobreza al 50 %. Dos trimestres más tarde comenzó un período de crecimiento, estabilidad, y cierta bonanza. Pero Macri no tiene -que se sepa- una terapia de "shock" de la economía a mano.

En medio de la corrida, Macri se reunió con empresarios.

Un economista del oficialismo lo explica así: "Se cambiaron las curvas de oferta y demanda... y el precio ya no resuelve el problema. La gente compra dólares aunque estén más caros, porque piensan que seguirá subiendo. La crisis es de confianza..." admite. Cree que las largas peleas por el déficit fiscal y el plan de ajuste primero "adentro" entre Macri, Rodríguez Larreta y la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal, y con el resto de los gobernadores después; minaron la confianza del mundo, de los inversores, y finalmente de los argentinos, en la capacidad nacional para hacer un ajuste de su economía razonable e iniciar un período de crecimiento después. Luego, esa desconfianza se pasó al campo del dólar. No hay certeza de que el país genere los dólares suficientes, los que necesita para pagar todos sus compromisos de la balanza comercial. "Tiene que venir Papá Noel vestido de verde, de nuevo, porque ya vino con el FMI y no alcanzó..." razonó otro radical mendocino con acceso al gobierno nacional.

La economía se encamina hacia una recesión profunda. El mes pasado, hubo un millón trescientos mil personas que compraron 2.000 millones de dólares. El récord de compradores aumenta mes a mes. La gente busca cubrirse como puede. Ahora, la nueva suba del dólar impactará en la economía empezando por los combustibles. Durante este fin de semana, posiblemente esta misma noche, se conocerán fuertes aumentos en las naftas y ya se habla de más de 4 % de inflación para agosto. Ayer a la mañana, antes de la disparada del dólar, uno de los supermercados más importantes y con mayor territorialidad de Mendoza aplicó fuertes aumentos en una "canasta" de casi 2.000 productos. Esa es la realidad que enfrentan Macri y el gobierno, en un país dividido por la grieta, que se devora en horas presidentes del Banco Central, ministros de Economía, y hasta el anuncio de un presidente de la Nación que pretendía dar tranquilidad.

No habrá cambio de gabinete que alcance, ni arrepentidos, ni Cristina presa por más que hayan robado; si no hay un plan.

Plan, no "flan..."

...

Esta nota habla de: