El desafío de la enfermedad celíaca  - Mendoza Post
Miércoles 5 May 2021
porLic. Soledad Ciurletti - OSEP
MP 952 Departamento de Nutrición y Alimentación Programa Ser Celíaco - OSEP

Esta fecha, el 5 de mayo, se fijó con el objetivo de difundir de qué se trata la patología, lograr diagnósticos tempranos y brindar mejores tratamientos. 

Lograr que todas las personas conozcan de qué se trata la enfermedad celíaca y la dieta libre de gluten, hace que quienes tengan esta condición sean comprendidos y acompañados en su día a día, sus momentos más cotidianos pueden incluir ir a un restaurante, asistir a un evento social o viajar, para lo que deben contar con alimentos seguros ya que saben lo importante que es para su salud. 

Se trata de una enfermedad crónica, autoinmune y sistémica, desencadenada por el consumo de gluten (proteína que se encuentra en los cereales de trigo, avena, cebada y centeno) en personas con predisposición genética. Se caracteriza por un daño en las vellosidades intestinales que genera una mala absorción de nutrientes. 

El único tratamiento que tiene la enfermedad celíaca es la dieta libre de gluten, estricta y de por vida. 

Por el momento no presenta medicamento o vacuna, por lo tanto una correcta adherencia a la dieta será la mejor opción. La dieta libre de gluten es aquella dieta que excluye todo alimento, medicamento y suplemento que contenga gluten procedente de los cereales como trigo, avena, cebada y centeno (TACC) y sus derivados, ya que en pequeñas cantidades de gluten (mayor a 10 miligramos por kilo) pueden ser perjudiciales para las personas celíacas. 

Sabemos que en muchas ocasiones, por distintas causas, no se puede cumplir adecuadamente con la dieta, situación que puede traer complicaciones de salud a largo o corto plazo. 

A continuación compartiremos algunos consejos para poder cumplirla en todo momento:

- Proveerse en todo momento de alimentos libres de gluten seguros y certificados. 

- Cocinar en lugares limpios, donde no se haya cocinado previamente con harinas de trigo. 

- Planificar las compras para no olvidar los productos sin TACC y no tentarse de comer algo no adecuado. 

- Educar a la familia y amigos acerca de todo lo que concierne la dieta y su importancia, de manera que pueden acompañar correctamente el tratamiento. 

- Tratar de llevar siempre una vianda hecha por alguien de confianza, para evitar la duda. 

- Recordar que las frutas y las verduras frescas no contienen gluten y consumirlas a diario es saludable. 

- No abusar de los productos elaborados a base de harinas sin gluten, ya que aportan muchas calorías vacías y pueden ser perjudiciales para la salud. 

- Preferir siempre harinas o premezclas que incluyan pseudocereales (quinua, amaranto, trigo, sarraceno) y legumbres libres de gluten, de esta manera aseguro mejor aporte de fibras y nutrientes. 

- Realizar con frecuencia los controles médicos y nutricionales con profesionales expertos. 

*Lic. María Soledad Ciurletti - Departamento de Nutrición y Alimentación Programa Ser Celíaco - OSEP