Quincho: Martes con sorpresa, el nuevo cerrojo de Alberto, y el año electoral - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 8 Nov 2020

A Julián le entusiasmaban las definiciones electorales aunque fuere en los Estados Unidos. Se reía de sólo pensar en qué pasaría en la Argentina, si una elección estuviese colgada de un pincel durante cinco días. Había seguido día por día el desarrollo de las elecciones norteamericanas, aunque pensó hasta el jueves, por lo menos, que ganaría Donald Trump. Esa vez los encuestadores no se habían equivocado. Aunque el inefable de Donald había hecho una buena elección, considerando los desastres del último año, cuando no supo manejar la pandemia y anduvo a los saltos con la economía. -Claro... son los Estados Unidos... para una caída parecida al crack de 1929, clavaron después una recuperación récord aunque insuficiente-pensó mientras escuchaba el primer discurso ganador de Joe Biden en la TV de la cocina.

- Y acá, no somos conscientes de la tragedia social, económica y educativa que se avecina, como que no arreglen pronto con el FMI y les pidan plata, porque de otro modo es imposible bancar el déficit...- dijo el Ruso, adivinando los pensamientos de su amigo.

- No seas pesimista... somos el peronismo... lo vamos a arreglar...- dijo el Gordo, que había adornado el quincho con globos azules, blancos y rojos en homenaje a ese pueblo que se acaba de rebelar para votar a un "progre".

Inmediatamente, mientras su amigo revisaba los precios de los inmuebles en dólares en este fin de semana, Julián se puso manos a la obra. Le dio "play" a su playlist de música de los EEUU con el "Jefe" Bruce Springsteen, y se puso a terminar su mezcla "mágica" de hamburguesas. Usaba varios trucos de su infancia, como agregarle a la mezcla manzana y zanahoria ralladas, además del pan rallado, huevos, cebolla rallada, abundante provenzal, orégano, un toque de ají molido, sal y pimienta. Siempre le quedaban muy sabrosas. 

Las verdaderas hamburguesas caseras del quincho.

Llevaría a la mesa condimentos varios, un chutney de ciruelas que había armado el día anterior, y panes caseros de hamburguesas, bien livianos y con bastante levado. Le dio risa pensar que sus amigos se chuparían los dedos, y alguna camisa saldría con las huellas del festín. Y aunque le cena sería bien americana, abriría un par de botellas de "Sólo una vez", un vino hecho por mujeres fuertes como la montaña, y sensibles como una Gioconda. Un corte verdaderamente endiablado y escandalosamente bueno de uvas tintas, parido en medio de la pandemia por Jimena López Campos y Mariana Gómez.

Un chutney de ciruelas, especial para las carnes.

Para acompañar, el gordo haría sus "papas bravas" en el caldero y aparte sirvió pepinillos, tomates en rodajas, huevos duros, y unas hojas de lechuga para que los amigos preparasen sus burgers en la mesa.

Mientras los noticieros repasaban los discursos de Biden, el comunicado reactivo de Trump y los pormenores de la nueva cuarentena, la cena estuvo lista y las hamburguesas a la parrilla, a punto para aguantar la noche.

...

La charla se armó rapidito alrededor de las últimas novedades, en línea con el nuevo decreto de Alberto por la cuarentena.

- Una porquería... a Mendoza no le sirve de mucho, porque las actividades para más de diez personas, casi todas, al final las tiene que autorizar Santiago Cafiero, con sus rulos de gel...- dijo el Omar, el radical del grupete, en tono de burla.

- ¿Qué tienen que ver los rulos del Santi? - criticó Julián. - Gorila y prejuicioso, además-

- Nada, que me da "pibe" y que para conducir un país hace falta más. Alberto debería tener de jefe de gabinete a alguien con mucha más experiencia... un ex gobernador... un ex legislador con mucha caravana... qué se yo... un Massa, un Rossi, un Gioja, alguien con mayor peso y nivel de diálogo... ¿no? - especuló el Omar, mientras iba montando una hamburguesa que habría hecho palidecer al mismísimo Ray Kroc. Julián le observó con admiración. Triple carne, y una capa de verduras, cheddar y condimentos por vez.

- Bueno... ¿pero qué se puede hacer? ¿El Rody no puede autorizar cosas? - preguntó el Omar.

Suarez y Marcelino ayer, en las Jornadas de gobiernos locales.

- Más o menos... A los gobernadores y al "Pelado" Rodríguez Larreta les dan facultades para restringir, pero no para liberar mucho más. Por ejemplo, no se pueden autorizar actividades artísticas ni culturales o deportivas para más de diez personas. O sea, el fútbol cinco está ahí en el límite porque además hay que cumplir la "distancia social" de dos metros y tapabocas. Te lo tiene que autorizar "Santi...". Con las reuniones familiares, cagamos. Te las tiene que autorizar "Santi..." y el propio decreto dice que no se pueden siquiera pedir. Los deportes para más de 10 que no tengan distancia, lo mismo. Decide "Santi". Con lo que el turf me parece que siguen al horno. Cine, teatros, clubes, están prohibidos en todas las zonas geográficas de distanciamiento... lo que incluye a todos los departamentos de Mendoza. Es decir, que para todo lo que está prohibido, hay que pedirle permiso a "Santi..."- insistió el Omar, mientras Julián servía la primera vuelta del "Solo una vez". Y enseguida agregó. - El decreto de Alberto tiene un cerrojo. No se podrán pedir reuniones familiares en domicilios particulares. Directamente se los han prohibido a los gobernadores.

- ¿En serio?

- Sí. Leé la norma. Les dice que "en ningún caso" se pueden autorizar esas actividades. Un perno.

- ¿Y las clases? ¿Eso de los pibes de 5to año? - preguntó Julián. Y el Omar tenía información que se había mantenido muy bien guardada.

- El martes arrancan algunos...- dijo, ante la sorpresa de sus amigos.

- ¿Cómo que el martes? ¿Y cuándo van a avisar? ¡Les tengo que decir a mis sobrinos! - se alarmó el Ruso, y entró a mandar mensajes.

- No... esperá... es así. Los primeros que van a arrancar no van a ser "todos los quintos". Este martes, lo que empieza es una experiencia piloto para los sextos años de las escuelas técnicas, para los chicos que necesitan las prácticas de taller o semi profesionales para terminar el secundario.

- ¿El Nogués también? - preguntó Ludovico. Tenía uno de sus hijos en el histórico industrial del Bombal.

- No. Algunas de las técnicas más alejadas. A ver... lo de los 5tos años va a avanzar, ya lo dijo Rodolfo el sábado. Lo que pasa es que el Rody venía "duro" con el tema clases. Te diría que fue flexibilizando su opinión sobre el fin de semana.

- Es un riesgo... los colectivos... ¿Los van a usar? Leí que el decreto nacional lo autoriza...- dijo Julián, mientras consultaba de nuevo el Boletín Oficial con el celular en la mano derecha. En la izquierda, domaba con elegancia una burguer digna de exposición.

Alberto anunció la cuarentena y se fue a Bolivia.

- Van a tratar de evitarlo...- dijo el Omar. - Con lo de los 5tos años y los séptimos grados, falta discutir un poco en el gobierno, y con el José Thomas. La idea que tienen es la de apuntarles a los pibes que no se conectaron nunca, o casi nunca, y que no estarían en condiciones de pasar de ciclo así nomás. A esos chicos son los que quieren meter al aula a terminar. Vamos a ver... además... hay que convencerse de una vez... acá hay que convivir con el virus... no queda otra...- anunció, mientras mordía su hamburguesa. El gordo se admiró de la suerte de su amigo, que chorreó kétchup Heinz pero logró salvar la camisa.

- A mí lo que me preocupa es que aún hay que abrir más cosas, extender los horarios de los comercios y la gastronomía todo lo que se pueda, que nos abran las fronteras, los casinos, el turf, la cultura, es decir... hay que abrir todo lo que se pueda y juntar nueces para el invierno. Porque la pandemia ahora está aflojando, pero la segunda ola va a venir cuando empiecen los primeros frescos de abril y mayo del año que viene. ¿Y qué vamos a hacer? ¿Vos te imaginás que haya lugares que no puedan abrir nunca más? ¿O estar más de un año sin laburar? No hay manera. Y espero sinceramente que abran el turismo y los viajes interprovinciales en cuanto se pueda, porque necesitamos los dólares...- sentenció el Ruso. Una nueva tanda de hamburguesas crepitaba en la parrilla. Y la mesa cambió de tema.

Juntos por Rafecas

Julián metió el asunto del próximo procurador. Un tema que a los radicales les molestaba bastante.

- No los entiendo. Llegaron a denunciar que el peronismo mendocino no les aprobaba el presupuesto, si los senadores radicales por Mendoza no impulsaban el pliego de Daniel Rafecas, que era algo así como el demonio hecho juez, porque había actuado en favor de los acusados de la causa Ciccone, de Cristina en la causa AMIA... y de repente... qué... ¿Es el juez de la transparencia? No había radical que no se quejase por los rincones de que lo estaban extorsionando a Rodolfo desde la Casa Rosada... presupuesto a cambio de Rafecas... después era Portezuelo a cambio de Rafecas... ¿Y ahora? ¿Qué vas a decir? - le dijo a su amigo Omar. Ludovico y el Ruso miraban de un lado a otro. El aludido ganó tiempo con una servilleta, sirviéndose unas papas bravas, y luego, con un sorbo de vino.

Rafecas y el presidente.

- A veces la política demanda sacrificios... Rafecas es el "menos peor" y es el que quiere Alberto... lo que pasa es que Cristina no quiere... y ahí están... Lo que va a pasar, al final del camino, es que el kirchnerismo va a usar su mayoría para modificar la ley de designación del Procurador... y te va a poner ahí a un abogado de Cristina... o abogada... qué más da... podría ponerla a su hija Florencia si fuese letrada... ahora hay que esperar... la pelota la tienen Cristina y Alberto...

- Para mí, acá hay algo raro. No puede ser que de un día para el otro decidan apoyar a Rafecas. Y hasta los radicales "duros", los "halcones" como el Alfredo Cornejo, decidan apoyarlo....- dijo Ludovico. Estaba más cerca de Bullrich, Macri y hasta del Omar de Marchi. - Además... nos pasamos años reclamando contra los fallos K de Rafecas... ¿Y ahora? - insistió.

- Bueno... lo que no sabemos, es cuáles son las negociaciones de Rodríguez Larreta y Cornejo con Alberto. Entonces nos faltan elementos para el análisis...- concluyó el radical de la mesa, y Julián lo anotó en una libretita como "temas pendientes" para seguir discutiendo.

Después de abordar el capítulo inevitable y futbolero, con una nueva derrota del Tomba a cuestas en este fútbol pandémico, la cena fue llegando a su fin. Los amigos dieron cuenta de lo que quedaba de las hamburguesas, y pasaron directamente al café, y un Jack Daniel's a la salud de Joe Biden y los demócratas norteamericanos, aunque las opiniones estaban divididas.

- Si fuese norteamericano habría votado por Trump... y vos Ruso... también...- dijo Julián. Su amigo asintió y Ludovico y el Ruso levantaron sus whiskies por la salud de la democracia continental. La grieta, no sólo es argentina. Luego, los muchachos partieron rumbo a los autos, decididos a incumplir cada fin de semana la normativa que impide las reuniones. Por suerte hasta ahora, venían invictos de coronavirus.

...

- Gordo... lo veo silencioso al peronismo de Mendoza... ¿Qué pasa?

- ¿Y qué va a pasar? Están gestionando. Gobiernan un tercio de los departamentos. Están obligados a llevarse bien con Suarez, y además a cumplir con Alberto y Cristina. La pandemia los puso a todos de cabeza en la emergencia. No te creas que hay tiempo para mucho más. La mayoría está todo el día en la calle. Y Anabel, que es la referente más importante que tienen, está a tiempo completo gestionando y empujando cosas. No sólo para los municipios peronistas. Y si no, mirá las fotos de hace unas semanas con Ulpiano, o los avances para los obreros de viñas...

- Sí, a cuenta de las bodegas... o del Estado...

- Y bueno macho, que paguen... No pueden tener a los obreros así en la pobreza total... toda la vida... algo hay que mejorarles... son los que ponen el lomo duro y se arremangan junto con los profesionales, para que el vino llegue a la mesa... No hay mejor inversión pública que una vida digna, gorilazo...

- Jajajaja... decime... ¿Cómo va a terminar el juicio a Sánchez Rey? ¿El juez de los cuatro palos y medio?

- ¿El jury? Está cocinado. No habría forma de que se salve... sería un escándalo... y además sus ex compañeros camaristas ya testimoniaron que él les pidió que no se aparten y le homologuen el acuerdo con la ART. Y esa es la inconducta que se está juzgando, más allá de que "justo" el acuerdo con la aseguradora cayó en su tribunal, o del monto que acordaron.

- ¿No hay manera de que zafe?

- Bueno... es política... pero creería que no.

- Decime... se acerca fin de año, tenemos el año político encima. En cuanto querramos acordarnos, se estará hablando de las elecciones legislativas...

- Es cierto... pero no hay muchas novedades. En el PJ el debate será si Ramón acompaña a Anabel en la boleta del Frente de Todos. Y en la UCR no sé... Cornejo no quiere ser candidato a senador... pero la verdad es que no depende de él. Rodolfo no quiere problemas y necesita gobernabilidad en los últimos dos años. Sería una sorpresa mayúscula que Cobos y el Alfredo no fuesen en las boletas. Porque además no creo que sea cierto que Cambia Mendoza puede ganar con cualquiera... acordate que son legislativas... no hay boleta de presidente, ni de gobernador... y la UCR no quiere ser furgón de cola del PRO en 2023 en Nación...

- Decime... ¿Qué va a hacer Rodolfo ahora con la nueva cuarentena?

- Va a juntarse con su equipo y consultar intendentes, autorizar todo lo que se pueda, pedir lo que no se pueda, y buscar las contradicciones y los "huecos" del decreto de Alberto, para meter algunas de las cosas que dicen que no se puede, como las reuniones familiares.

- ¿Y después?

- Después ya se vienen Navidad y Año Nuevo... y vacaciones...

- Se nos fue el año en emergencia...

- Es así. Y a los saltos...

...

Los amigos recorrieron los últimos metros en silencio y reflexionando. Después, desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.

...

Esta nota habla de: