Cinco robos y atentados contra Mr Dog en un mes - Mendoza Post
Miércoles 16 Sep 2020 3 días atrás
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Mr Dog es una de las pancherías más conocidas de Mendoza. Aunque sus locales estén en pleno centro y durante la madrugada no hay habilitación para circular (excepto los trabajadores esenciales), los delincuentes pueden atentar contra ellos con total libertad. En los últimos 30 días, los negocios fueron robados o atacados.

Los dueños de la firma se quejan por la modalidad, la impunidad y el horario en el que sufren los delitos. Según ellos, tanto policías como preventores no realizan su trabajo como corresponde porque los robos y ataques fueron perpetrados en los locales de Mr Dog entre las 3 y las 5 de la madrugada.

A esa hora nadie transita por las prohibiciones dispuestas en torno a la pandemia. Sin embargo, los ladrones sí van hasta un negocio, rompen los vidrios, ingresan, roban y se van. Las alarmas suenan, están monitoreadas por la policía, y los efectivos llegan mucho después de que los maleantes se fueron.

El dueño de Mr Dog critica que "los chorros pueden transitar, mientras lo que trabajamos tenemos que dejar que nos roben". El comerciante, que se queja porque le resulta difícil imaginar cómo en un horario en el que no hay gente en la calle y la policía patrulla el centro, no puede ver semejante situación.

Como ejemplo, sirve el robo a la sucursal de la panchería ubicada en Las Heras y Patricias Mendocinas de Ciudad. A las 5 sonó la alarma y está monitoreada, por lo cual, según la hija del dueño del negocio, la Policía se entera rápidamente. El ladrón rompió uno de los cristales del local, entró, registró todo en busca de dinero, no encontró, sacó dos cervezas y salió del negocio. Las bebió en la vereda, con suma tranquilidad, y luego ingresó nuevamente al local, robó dos televisores y se fue. "La Policía llegó a las 5.38", volvieron a protestar los dueños de la cadena de comida rápida.

Fueron tres robos y dos atentados contra los locales. El segundo robo fue al local ubicado en Colón y Patricias, de Ciudad. Allí, entró en juego el delito fue más escatológico y por ende, asqueroso. El ladrón también destrozó una parte de la vidriera, buscó dinero y como no encontró, arrancó dos televisores, luego defecó en todo el negocio y se fue, caminando por Colón.

Los propietarios de Mr Dog están enojados pero también desanimados.  Han realizado las cinco denuncias por los delitos que sufren en sus locales, han llevado pruebas tales como filmaciones y fotos, y no tienen respuesta sobres detenciones o investigaciones. El desánimo se debe, también, a que las pocas ventas realizadas debido a las restricciones horarias y de circulación, en un mes han tenido que invertir mucho dinero para reparar sus locales debido a la inseguridad.