Se ven señales de inmunidad en los infectados por Covid-19 - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 19 Ago 2020Miércoles, 19/08/20 atrás

Parece que los anticuerpos que combaten la enfermedad, así como las células inmunitarias que pueden reconocer al virus, llamadas linfocitos B y T, persisten durante meses después de que se ha controlado la infección, lo cual es un reflejo alentador de la respuesta perdurable del cuerpo a otros virus. "Parece ser que las cosas están funcionando como debe ser", señaló Deepta Bhattacharya, inmunólogo de la Universidad de Arizona y autor de uno de los nuevos estudios que aún no ha sido arbitrado.

A pesar de no ser posible pronostica cuanto tiempo perdura la respuesta inmunitaria, los expertos están esperanzados en que nuestro sistema inmunológico esta "estudiando al virus"lo que hace que la probabilidad de combatirlo sea alta.

"Es esto lo que exactamente se espera", dijo la inmunología Marion Pepper, de la Universidad de Washington y autora de otro de los nuevos estudios que está en evaluación en la revista Nature. "Ahí están todos los elementos para tener una respuesta inmunitaria que proteja totalmente". dijo a Katherine J. Wu de The New York Times.

A la vez mencionó que no se puede decir con exactitud que exista protección contra la reinfección hasta que existan pruebas de que un numero significativos de reinfectados puedan controlar el virus, pero los descubrimientos podrían calmar la preocupación sobre la supuesta capacidad del virus para engañar al sistema inmunológico haciendo que no lo recuerde.

Los debates sobre la respuesta inmunitaria al coronavirus giraron mayormente en torno al tema de los anticuerpos, unas proteínas en forma de «Y» que se enganchan a la superficie del virus e impiden que infecta las células del cuerpo. 

Pero los anticuerpos son apenas uno de los flancos de una escuadrón complejo y coordinado de soldados inmunitarios, cada uno con su propia modalidad de ataque. 

Los virus que ya han invadido células, por ejemplo, ya tienen escudo contra los anticuerpos, pero siguen siendo vulnerables a las Células T, que obligan a las células infectadas a autodestruirse. Y hay otra clase de Células T, apodadas «ayudantes», que pueden obligar a las Células B a madurar hasta convertirse en fábricas de anticuerpos. Cuando el virus ingresa rompiendo las barreras del cuerpo, se generan hordas de anticuerpos que desaparecen no bien la amenaza se disipa. Y la mayoría de las Células B que producen esos anticuerpos iniciales también mueren. Pero incluso cuando no está bajo ataque, el cuerpo conserva un batallón de Células B que viven más tiempo y son capaces de fabricar anticuerpos en masa, en caso de ser necesario. Varios estudios, incluidos el del doctor Bhattacharya y el de la doctora Pepper, han encontrado anticuerpos capaces de desactivar los coronavirus remanentes en bajo número en el torrente sanguíneo varios meses después de que el paciente se curara del Covid.