Una empleada del Híper Libertad dio positivo y aislaron a 7 empleados - Mendoza Post
Lunes 27 Jul 2020Lunes, 27/07/20 atrás
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Los empleados del Híper Libertad, ubicado en Godoy Cruz, están temerosos porque una empleada del local contrajo coronavirus. Se trata de la hermana del repositor externo de Coto quien dio positivo la semana pasada. Pero el hilo de contagios no parece terminar allí, otro empleado de esta cadena también se enfermó y este domingo le diagnosticaron Covid-19.

En cuanto al Libertad, una joven que trabaja en la zona textil del local se aisló el pasado miércoles, el jueves le avisaron que es Covid positivo, según confirmaron desde el Ministerio de Salud, y al resto de los trabajadores del lugar les informaron el viernes lo que había sucedido con su compañera. Allegados a esta empleada aseguran que está bien, que es asintomática pero que toda su familia está contagiada. 

El viernes al cierre de la jornada fueron agentes sanitarios de la cartera de Salud de Mendoza y revisaron las cámaras de seguridad, para saber con quiénes estuvo en contacto la trabajadora. Ese mismo día, alrededor de las 19, la gerencia del híper realizó una desinfección.

La preocupación de los empleados del Libertad es que han continuado trabajando normalmente, aislaron a siete trabajadores por disposición de Salud y debido a que las autoridades del comercios les han pedido insistentemente que no digan nada.

Ver: Cerró un supermercado de San Martín por un caso positivo

En cuanto a Coto, cuya relación es que el repositor de La Serenísima es hermano de la empleada del Libertadya registraron otro contagio en el local ubicado en calle Perú y Pellegrini de Ciudad.

Un empleado se aisló el jueves porque tenía síntomas y luego de ser hisopado, este domingo le confirmaron el diagnóstico como portador de coronavirus. La situación en este supermercado no es distinta a la del de Godoy Cruz. Los trabajadores están pidiendo que los testeen a todos porque han continuado trabajando, manipulando alimentos, atendiendo al público y vuelven a sus casas donde están sus familias. Quieren saber si han contraído o no el virus para poder rápidamente aislarse y evitar más contagios.