Podrían embargar por medio millón a un hombre que golpeó a una médica - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 23 May 2020Sábado, 23/05/20 atrás

 La Fiscalía de Estado de San Luis pidió una serie de medidas que incluyen cuestiones de género y un embargo por 500.000 pesos para el agresor de la médica residente agredida en el Hospital Central de esta provincia, informaron fuentes judiciales.

Ahora, el Juzgado Correccional Nº 2 deberá resolver este pedido vinculado con la denuncia que radicó la profesional agredida, Giuliana Gatica, contra Jorge Sturino, odontólogo del Servicio Penitenciario provincial, que se negó a internarse cuando le advirtieron que tenía síntomas compatibles con coronavirus y finalmente fue aislado.

Como medida cautelar, argumenta que la conducta desplegada por el odontólogo afecta la "importantísima erogación de recursos públicos" que realiza el Estado provincial "en materia de salud y seguridad, con el objeto de mitigar la circulación del virus" y que ese tipo de actitudes "causan un daño innecesario al erario provincial, que debe ser resarcido".

El hecho, que ocurrió el miércoles último, fue registrado por cámara de seguridad del hospital, viralizado y denunciado por la profesional agredida y por ello la Fiscalía de Estado solicito constituirse como querellante en la causa.

Todo sucedió cuando el profesional concurrió al consultorio de patologías respiratorias (Cerpre) porque presentaba síntomas compatibles con coronavirus y fue atendido por la médica residente, quien intentó derivarlo a las salas de internación y aislamiento organizada por el Ministerio de Salud provincial.

En ese momento, el paciente se negó a ser internado y reaccionó de forma violenta hacía la médica, a la que tomó de la chaqueta, sacudió y arrojó al piso para abrirse camino y salir del hospital, tal como quedó registrado por las cámaras de seguridad.

El resto del personal sanitario y de seguridad presente, acudió en auxilio de la mujer y "evitó que la situación se prolongue", explicaron las autoridades sanitarias y aseguraron que la médica fue "asistida y contenida", mientras que el agresor fue aislado e hisopado.