Estalló la guerra entre la AFA y los futbolistas - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 30 Abr 2020Jueves, 30/04/20 atrás

 La primera batalla fuerte del fútbol argentino a causa del coronavirus finalmente estalló. Y no será la única.

En las últimas horas, y en coincidencia con el comunicado que lanzó la Asociación del Fútbol Argentino en el inicio de la semana dando por finalizado los torneos de la temporada 2019 / 2020 en todas sus categorías profesionales y amateurs, los futbolistas se plantaron en pie de guerra para cobrar sus salarios en tiempo y forma, indistintamente de la situación actual a causa de la pandemia.

En ese sentido, los jugadores junto a Futbolistas Argentinos Agremiados, lanzaron un comunicado sentando postura y exigiendo que los contratos firmados con los clubes sean respetados tal como estaba establecido. Además se mostraron en desacuerdo en la decisión de suspender los descensos. Enfrente, prácticamente todas las instituciones atraviesan severas crisis económicas debido a que no tienen casi ingresos desde mediados de marzo, cuando se suspendió la actividad en todo el país y los clubes cerraron sus puertas.

Ver también: Chiqui Tapia confirmó que no habrá descensos por dos años 

En las últimas horas la guerra se recrudeció, principalmente luego del texto de los jugadores. El presidente Alejandro Nadur, de Huracán, le envió a cada uno de los integrantes del plantel profesional una carta en duros términos, donde el dirigente acusó a los jugadores de no cumplir un acuerdo de palabra ya que "depositaron de manera masiva" cheques que no van a poder ser pagados debido a la situación.

Una de las propuestas es que los jugadores que más ganan resignen el 30% y que haya renovación automática hasta a diciembre a los que se les vence en junio, si es que el jugador quiere seguir.

A su vez, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, mandó un mensaje de forma indirecta al compartir tres tuits de Javier Pipo Marín, el presidente del Club Acassuso y además integrante del Comité Ejecutivo de la Asociación.

Ver también: Tapia dio marcha atrás y la AFA seguirá subsidiando el Fútbol Femenino 

 La situación se picó y la relación entre los dirigentes y los jugadores se quebró. Las semanas siguientes seguirán candentes, pero a la vez las partes intentarán acercar sus posturas tratando de mantener el mayor interés posible para los dos lados.