Alumnos de Mendoza ya pueden pedir que se respete su identidad de género - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 3 Mar 2020Martes, 03/03/20 atrás

Este martes se publicó en el Boletín Oficial de Mendoza una resolución que establece el protocolo a seguir si un alumno de cualquier nivel quiere ser llamado con otro nombre o bien si se autopercibe con una identidad de género distinta.

La Resolución 362 la Dirección General de Escuelas (DGE) establece un protocolo de actuación con el objetivo de facilitar con rapidez y claridad el procedimiento administrativo para hacer efectivos los cambios de apellido, adición o cambio de nombres, cambios de identidad, de género o cualquier otra circunstancia en las cuales exista una modificación en la identidad de los alumnos y ex alumnos, con el fin de legalizar y autenticar la documentación escolar.

"Se deben asegurar condiciones de igualdad, respetando las diferencias entre las personas sin admitir discriminación de género ni de ningún otro tipo y garantizar, en el ámbito educativo, el respeto a los derechos de los/as niños/as y adolescentes establecidos en la Ley Nº 26.061 y el Artículo 16 de la Constitución Nacional", indica la resolución.

Los menores solo necesitan autorización de sus padres para ser llamados con otro nombre.

De esta forma, cada escuela estará obligada a tramitar la modificación de identidad en toda la documentación existente del alumno o alumna que así lo requiera.

Qué dice el protocolo

Los detalles del protocolo que indicó la DGE establece que en cuanto la escuela reciba la solicitud formal con la documentación que respalda lo pedido por el interesado, deberán enviar todo en soporte digital a la supervisión del nivel correspondiente, dentro de los 5 días de recibida la petición. Las supervisiones, a su vez en cuanto den el visto bueno, elevarán en expediente digital la documentación a la dirección de linea correspondiente para que continúe el curso establecido y se emita la norma legal del cambio.

El estudiante podrá solicitar que se utilice su nombre de pila, el de uso social o autopercibido, (previa solicitud escrita o en caso de ser menor de 18 años, con la conformidad del progenitor y/o representante legal), para todos los actos, acciones, actividades, documentación, registro de nombres u otros datos personales, lo que incluye inscripciones de ingreso anuales, lista de presentes, notas personales, citaciones y todo lo relacionado al uso cotidiano de nombres de pila.

La DGE quiere que se respete la identidad del chico.

Por su parte, las autoridades (docentes y no docentes, equipo profesional y personal administrativo) están obligados a utilizar el nuevo nombre de pila, uso social o autopercibido en todas las situaciones cotidianas dentro del establecimiento.