Tres razones: por qué al gobierno no le sirve el "presupuesto peronista" - Mendoza Post
Jueves 13 Feb 2020 5 días atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Más de dos meses pasaron desde que asumió Rodolfo Suarez la gobernación de Mendoza. Y aún no puede conseguir su presupuesto. Luego de semanas de incertidumbre y negociaciones infructuosas a varias puntas, finalmente ayer el peronismo de Mendoza presentó sus "condiciones" para aprobar el endeudamiento, entre las que se incluyen plazos, tasas máximas, tipo de moneda, y afectación del dinero a fines diferentes a los propuestos por Suarez en su plan de gobierno.

Por supuesto, al gobierno este "presupuesto peronista" le pareció inaceptable. Y habrá largas negociaciones de fin de semana, antes que la Cámara de Diputados retome la sesión que pasó a cuarto intermedio ayer.

La sesión, ayer, en la Legislatura.

El peronismo, pidiendo plazos hora a hora, finalmente presentó ayer en Labor Parlamentaria su "despacho de minoría", colocando condiciones al gobierno para el "roll over" (deuda para pagar deuda, unos 6.500 millones de pesos de Capital), negando los 300 millones de dólares del BID para obras que ya cuentan con proyecto (GIRSU, Acueducto ganadero a La Paz, y doble vía a Junín y Rivadavia), y "otorgando" otro endeudamiento de cinco mil millones de pesos para obras, de los que según el gobierno "hay que deducir obras cuyos créditos ya están autorizadas por la Legislatura, como la Ruta 82" dijo una fuente oficial.

Básicamente, el despacho peronista faculta al gobierno a tomar deuda por 6.467 millones de pesos, sin cláusula de ajuste en UVA, con una tasa que no sea superior a la BDLAR más un cinco por ciento, y en un plazo máximo de 5 años. Además, en uno de los artículos propone una afectación íntegra de este dinero del "roll over" a la inversión pública. "Esto es inaceptable. El dinero que no se usaría para pagar el capital de la deuda que vence este año, ya tiene afectaciones específicas para el funcionamiento del gobierno. Sería hacer un presupuesto de nuevo, con unas necesidades diferentes. No es nuestro presupuesto" razonan en el ministerio de Hacienda.

Ver además: Qué quiere permitir y limitar el PJ en el presupuesto de Suarez

Otro capítulo es el de las obras. Hay un "remanente" de ejercicios anteriores por cinco mil millones, que en realidad para el gobierno "ya cuenta con autorización del año pasado, y es el de la ruta 82", y otros casi cinco mil millones de pesos (unos sesenta millones de dólares al tipo de cambio real) en lugar de los 300 millones de dólares que pidió el gobierno. "Con los cinco años de plazo y la tasa que proponen, dejan afuera todos los créditos blandos del BID" y cualquier sacudón del mercado financiero con la situación argentina, que está muy delicada, explicaron en el gobierno. Además, se quejaron porque dos meses después "el peronismo presentó un despacho repleto de errores de técnica presupuestaria".

Afuera de la Legislatura, protestas.

Como se ve, el debate no será sencillo. Si el peronismo insiste en esta postura, lo más probable es que el gobierno se conforme con refinanciar la deuda con los acreedores locales como el Banco Nación y la Anses (Unos 4.700 millones de pesos en total), y reduzca la obra pública al mínimo, responsabilizando más tarde al peronismo por "la falta de generación de empleo genuino". Por ahora, las cartas están sobre la mesa. Y hay casi cuatro días completos para negociar.