La rentable moda de cortar por la mitad a los grandes barcos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 5 Dic 2019Jueves, 05/12/19 atrás

Las empresas de cruceros están cortando sus barcos a la mitad y la razón es lograr mayor rentabilidad.

Pequeñas y grandes firmas, como Royal Caribbean o MSC Cruises, han sometido parte de su flota a este proceso de dividir en dos los barcos de sus flotas.

Incluso las empresas de grandes cargueros, están invirtiendo cada vez más en seccionar sus buques por la mitad y alargarlos con una nueva parte.

Te puede interesar: "Nuevo SUV BMW X5, uno de los más caros de Argentina"

El nuevo trozo de barco debe encajar en la vieja estructura como un guante y tiene que hacerlo justo en la mitad. Para lograrlo, los trabajadores de los astilleros parten el buque en dos, separan las partes y usando grúas, operarios especializados, maquinaria pesada y varios ingenieros, añaden la nueva sección de la embarcación.

Mayor rentabilidad

Esta ingeniería constituye una forma de renovar los barcos y extender su vida útil , pero también de hacerlos más rentables.

Es que, mientras construir un navío nuevo lleva de media unos 22 meses, sumar una sección nueva solo deja el barco sin operar unos pocos meses.

En la reciente "renovación" del Star Breeze, de la compañía Windstar Cruises, se "estiró" el barco para sumarle una pieza de casi 26 metros de alto, es decir unos 7 nuevos pisos.

En el caso de este crucero, esto supone 50 camarotes de lujo más , mayor espacio en cubierta, dos nuevos restaurantes, un spa y una nueva piscina de hidromasaje, entre otras mejoras.

Esta operación también implicó quitar y reemplazar los motores para hacerlos más ecológicos y eficientes.

El Star Breeze cuenta con 30 años de servicio y la operación permitirá que navegue otros 20 años. Además, en cada travesía el barco podrá acoger a 100 clientes más que antes.

 Mirá cómo lo hacen