Quién se quedará con la "franquicia" de Alberto Fernández en Mendoza - Mendoza Post
Viernes 1 Nov 2019Viernes, 01/11/19 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

"Alberto Fernández me dio la idea de escribir un libro. Quiero agradecerle. Él vino y me dijo que lo angustiaban las cosas que se decían de mí, de Néstor, de los chicos, de nuestra vida y de nuestra relación. Y me dijo: 'Yo que los conocí a los dos juntos... Me da mucha angustia que se escriban esas cosas, esas mentiras. Vos tenés que salir a contar eso y tantas otras cosas'. Ahí empezó la idea del libro", narró Cristina Fernández el 9 de mayo cuando presentó su libro "Sinceramente" . Pasaron 9 días más para que con un anuncio a través de las redes pusiera patas arriba la política argentina.

El sábado 18 de mayo CFK anunció en sus perfiles sociales que Alberto Fernández sería su candidato a presidente y ella, la candidata a vice.

Pasaron cinco meses y la dupla de los Fernández se consagró ganadora y gobernará el país desde el 10 de diciembre.

La mentora de la fórmula y el intérprete. La dupla Fernández Fernández. 

Mirando el proceso en retrospectiva fue una jugada estratégica de la ahora vicepresidenta electa ejecutada en medio de una emergencia.

La metamorfósis del PJ mendocino

Y con ese primer armazón se tuvo que reconfigurar todo el mapa y en Mendoza el peronismo fue mutando. Por Mendoza pasaron Miguel Pichetto (antes de su conversión a Cambiemos), Juan Urtubey y muchos viajaron a San Juan para entrevistarse con Roberto Lavagna y el gobernador Sergio Uñac. 

Pero la alquimia electoral de CFK precipitó todo y terminó definiendo a través de las PASO provinciales una oferta para el votante con la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti. A larga el PJ tuvo un rendimiento escaso, porque no soportó el poder del radical Alfredo Cornejo quien terminó ganando la pulseada con el PJ en las elecciones que se sucedieron a lo largo del año.

En el peronismo local sostienen -hacia afuera- que el balance final es positivo porque ayudaron al triunfo de la fórmula "FF". De todos modos casi siempre se valora lo que no se tiene.

Al centro la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, flanqueada por Alejandro Bermejo y Marisa Uceda.

Todos se curan las heridas en silencio y se cruzan las miradas filosas para pasarse las facturas por la derrota electoral.

Un sondeo entre los pliegues del justicialismo termina configurando un escenario tenso, con un objetivo que es encontrar los salvoconductos hacia la Casa Rosada desde el 10 de diciembre.

La pregunta que dispara esta descripción es: ¿Quién tiene la franquicia de Alberto Fernández en Mendoza?

Según Lucas Ilardo el jefe de campaña de Fernández Sagasti, "nadie tiene la franquicia, porque desde todos los sectores pueden tener contacto con lo que será el gobierno nacional. Si me preguntás quién está más cerca de Alberto ahora es Anabel, sin dudas".

Lucas Ilardo hace equilibrio en el armado peronista.

El mismo Ilardo define que la verdadera diferencia entre los sectores peronistas es la vocación de poder y los jóvenes K de Mendoza sienten que han subido el primer escalón hacia un proyecto para 2023. 

Algunos kirchneristas mendocinos que lo escuchan a Ilardo dicen que peca de humildad ya que los referentes albertistas dan otras señales desde Buenos Aires.

Entonces muestran la entrevista a Nicolás Trotta el coordinador de los equipos técnicos de Fernández.

Dijo Trotta de Anabel a Elevediez: "Su figura tuvo un rol muy importante en el proceso electoral, hay mucha expectativa en la consolidación de su liderazgo en la provincia".

Está claro que el vínculo de Fernández Sagasti con Cristina Kirchner es el más consolidado y la ubica en un sitial distinto al resto de los dirigentes. 

Entonces resurge el encono de los sectores más tradicionalistas (los "perongansos") que recriminan al poder central por qué deben aceptar una conducción supuestamente "progre" en una provincia conservadora y anti K.

Hacia adentro

Dada esta situación, la consecuencia es que otros referentes del peronismo local generan sus propios escenarios para lograr llegadas directas al círculo de Fernández. O sea, van construyendo sus propios "alberductos".

Los informantes describen que los sectores internos peronistas otra vez quedaron delimitados entre el espacio ortodoxo de los intendentes y la kirchnerista Unidad Ciudadana.

Dentro del mismo kirchnerismo fortalecido por el ciurquismo, hay un incipiente territorialismo con la nueva intendenta de Santa Rosa Flor Destéfanis y el intendente de La Paz, Fernando Ubieta. Y la senadora Andrea Blandini que con su candidatura logró hacer crecer al peronismo en el casi inexpugnable bastión radical que es Godoy Cruz

Guillermo Carmona preside el PJ local y tiene un vínculo fuerte con Agustín Rossi.

La imagen más clara es que continuará un interbloque en la Legislatura de kirchneristas por un lado y territoriales por otro. 

Y en la mesa del Partido Justicialista se sentarán AFS, los intendentes y el titular del PJ, Guillermo Carmona que de pronto se vio fortalecido internamente por su añosa relación con el influyente Agustín Rossi.

También se evidenciará cuando haya que nombrar los cargos de los organismos nacionales en el territorio mendocino. Esa es una pulseada que se viene entre los intendentes peronistas.

Suarez saluda a AFS. Con quién conversará el gobernador electo.

Del mismo modo se verá cuando el radical gobernador electo Rodolfo Suarez busque los interlocutores para tratar las leyes y las relaciones con el poder nacional.

Alberductos

En esa disección entonces hay líneas de vinculaciones para hacer política territorial. Veamos:

Emir Félix, el intendente de San Rafael, tiene tres enlaces que lo llevan al presidente electo. Ellos son Ginés González García, Felipe Solá y Sergio Massa.

Matías Stevanato, el electo intendente de Maipú y heredero de los hermanos Bermejo tiene contactos con el massista Diego Bossio y con el mismo Massa, para acercarse lo más que se pueda Balcarce 50.

Alejandro y Adolfo Bermejo tienen la línea abierta con Massa.

Sergio Massa es uno de los enlaces de los mendocinos con el nuevo presidente.

Es notable la incidencia del diputado tigrense y sus enlaces con Mendoza. Los peronistas más informados aseguran que cuando se menciona al ahora aliado de Alberto Fernández en Mendoza no se puede obviar de la omnipresencia de José Luis Manzano.

Por un carril paralelo trabaja Guillermo Elizalde quien tiene puentes tendidos con los integrantes del grupo Callao que lidera el asesor personal de Alberto F., Santiago Cafiero

El mendocino ex ministro de Desarrollo Social de Paco Pérez ahora promueve la apertura del debate y la articulación con referentes no peronistas, pero para ampliar la base del pensamiento del peronismo que se va cocinando a fuego lento. En ese andarivel descarta ser un delegado albertista pero sí alienta su objetivos políticos.

Santiago Cafiero el hombre de confianza de Fernández.

Los gestos de Alberto

Por lo revisado, el expediente "PJ Mendoza post elección" nadie tiene aún la franquicia exclusiva de Alberto aquí. Y por lo que se ha recabado difícilmente alguien monopolice ese vínculo porque el presidente elegido prefiere las relaciones "radiales" en su armado político.

Martes 29, Fernández abraza al tucumano Manzur en el otro festejo electoral que tuvo con los gobernadores peronistas. 

Por algo tuvo dos grandes actos de consagración electoral. El primero el domingo 27 a la noche con todo el kirchnerismo y la base bonaerense que le dio el triunfo. Y dos días después, el martes 29, cuando fue a Tucumán para rodearse de los gobernadores peronistas en la asunción Juan Manzur