"Agüita pa' las avispas": las palabras se escapan del penal de mujeres - La Trenza - Mendoza Post
Jueves 3 Oct 2019 16 días atrás
porMicaela Iannizzotto
Periodista

"Agüita pa' las avispas" es un proyecto apoyado por la Universidad Nacional de Cuyo que busca generar instancias de encuentros con las mujeres privadas de libertad para dar lugar a la creatividad y la reflexión a través de talleres de escritura, radio y manualidades. Fabiana Böhm, la coordinadora de la iniciativa dialogó con La Trenza.

La unidad carcelaria, Agua de las Avispas, en Cacheuta, alberga a menos de 30 mujeres primarias, es decir, mujeres que por primera vez en sus vidas están presas. Además tiene la particularidad de que su periodo de detención es breve, en tal sentido no debería superar los seis meses de espera de una resolución sobre su situación procesal.

"Ese complejo carcelario no tenía prácticamente ningún tipo de actividad para las mujeres. No hay educación primaria, ni secundaria, solo hubo una experiencia de educación universitaria, pero no en el complejo, si no que eran trasladadas hacia la unidad de varones. Las mujeres tienen una hora semanal de educación física y una jornada de manualidades dictada por una docente de la DGE, pero el resto de los días del año no había ninguna otra actividad, por eso fue muy motivador poder ocupar esos espacios", explicó Böhm.

Los encuentros se desarrollan dos veces por semana y el equipo está formado por Martina Bustos, Fabiana Böhm, Agustín Böhm, Alejandra Roiz, Alicia Martínez, Amparo Mellado, Gabriela Fiocchetta, Cecilia Banco, Jesús Colombo, Sandra Sosino, Melisa Martínez, Luciana Agüero, Ana Clara García Manzanares, Romina Perea y Rocío Troncoso Ramírez.

A la vez que reciben apoyo de la Biblioteca Popular de Chacras de Coria y también de la radio comunitaria La Mosquitera. "Es un grupo heterogéneo de jóvenes y no tan jóvenes que trabajamos, nos acompañamos, nos reímos y lloramos con las compañeras que están privadas de su libertad", se refirió Böhm.

Las palabras no están presas

En concreto, el grupo desarrolla tres talleres. El de radio cuenta con microprogramas que se llaman Las voces del silencio y circulan también por varias emisoras de Mendoza.  "Hay mujeres que nunca participaron en una propuesta así y viven esto de una manera muy novedosa, al principio con un poco de temor y vergüenza frente a la presencia del micrófono", describió la coordinadora.

Otro de los talleres se trata de una revista que va por su segunda edición, la primera se llamó La voz de las mujeres. "Tenemos varias maestras jubiladas que se encargan de que siempre tengan un cuaderno. Es un espacio que potencia la posibilidad de poner las palabras que uno lleva adentro en un papel".

Y el encuentro de manualidades llama mucho la atención de las mujeres porque les permite tener algún regalo para familiares, amigas y amigos que van los fin de semana a visitarlas. Desde figuras de yeso pintadas, hasta foto libros, o poemas y escritos a los cuales ellas le dan forma y arte.

Las mujeres del penal donaron gorros a un merendero de El Algarrobal

Una caja de sorpresas

"Anécdotas e historias particulares hay siempre. Es una caja de sorpresa, lo bueno es que lo vivimos como sorpresas felices, divertidas. Surgen historias de terror que nos cuentan sobre presencias en los distintos complejos carcelarios y van llevando esas historias de boca en boca. También hay una chica nueva que es una grosa haciendo trap y cantó uno espectacular la semana pasada", recordó Böhm.

Vinculación de la universidad con la sociedad

A partir de una convocatoria de proyectos de extensión, Mauricio López, de la UNCUYO, el grupo cuenta con un subsidio para este año que les permite trasladarse hacia el penal en ese encuentro esperado por las mujeres de la cárcel y llevar adelante las actividades.

"Hemos logrado darle una cierta institucionalidad y mayor aporte económico", expuso Böhm y agregó: "estamos planificando volver a presentarnos para un subsidio para el año que viene en el ámbito de la UNCUYO y también en la Universidad del Aconcagua ya que el hecho de trabajar como docentes en estas instituciones nos habilita a poder coordinar estos proyectos".  

Invitación a participar y seguir las redes

La invitación está abierta para quienes se quieran comprometer con este proyecto que pretende seguir el año próximo. Se pueden comunicar con Fabiana Böhm a través de su número personal 2613435549. A la vez que pueden seguir las producciones de las mujeres en Instagram y en la página web.

Además este jueves, por motivo de los 80º Aniversario de la UNCUYO, estarán frente al Rectorado en un stand con las producciones de las mujeres del penal.