Protestas en centros comerciales: ¿Atropello o reclamo genuino? - Mendoza Post
Jueves 12 Sep 2019Jueves, 12/09/19 atrás
porFlorencia Silva
Editora Post

El reclamo por la Emergencia Alimentaria por parte de organizaciones sociales ha sido el tema de la semana. El hecho con mayor visibilidad ocurrió en la noche del martes cuando manifestantes que responden a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP)  irrumpieron en distintos centros comerciales de la ciudad de Buenos Aires y se manifestaron en los pasillos. Las protestas se desarrollaron en el Patio Bullrich, Abasto, Alto Palermo, Falabella y Galerías Pacífico.

En Mendoza corrió con fuerza el rumor que señalaba una posible protesta, similar a la de Buenos Aires, en los shoppings mendocinos. No obstante, nada de esto ocurrió.

Cabe destacar que este jueves la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación dio sanción inicial al proyecto que prorroga la Emergencia Alimentaria. 

El reclamo en Patio Bullrcih en Capital Federal.

Pero, más allá del trasfondo político del tema y del resultado en el Congreso, el tema azuzó un viejo debate: el ejercicio del derecho a protestar y el derecho de la ciudadanía a no interrumpir su curso rutinario.

Al respecto, Gastón Donato, referente del CTEP - Movimiento Popular la Dignidad dijo: "Es complejo. La gente se enoja por las protestas pero lo que tratamos de hacer es poner en relieve la desigualdad obscena que hay, producto de una división social y de un sector que ostenta riqueza ante la miseria de los demás. Este gobierno profundiza esta desigualdad".

Luego, al ser consultado respecto al mensaje que le daría a un comerciante o un ciudadano que se ve afectado por estas manifestaciones, dijo: "Se puede discutir si está bien o mal protestar en la puerta de un country o un shopping, pero no tenemos otras herramientas para visibilizar. Le diría que no es para tanto, que no se alteren tanto. Es un trabajador más que tiene la posibilidad de tener un empleo en blanco, algo que le falta al 40% apenas sobrevive. Esta es una práctica solidaria. No queremos molestar".

Las reacciones del "ciudadano común"

Martín trabaja en un local de ropa de hombre en el Mendoza Plaza Shopping y opinó de la situación. Si bien en los centros comerciales mendocinos no hubo ningún tipo de incidente, destacó que la rutina de trabajo es similar en todos lados. 

"Muchos de nosotros laburamos de corrido, con francos y horarios rotativos. En la semana nos informan que día tenemos francos. Nos toca trabajar los fines de semana, feriados incluso los 24 de diciembre trabajamos hasta la madrugada. En muchos casos nuestro sueldo se complementa con las comisiones por venta entonces, cuando sucede este tipo de hechos, que un grupito de protestantes vienen hacer lío, complicándote la tarde, te da bronca".

El otro espacio en el cual muchas personas manifestaron su malestar fue en las redes sociales: